Imprimir

El Corán

Escrito por Fethullah Gülen on . Publicado en Prensa

Ratio:  / 1
MaloBueno 

De acuerdo con los valores de la humanidad y considerando el corazón, el espíritu, la mente y la existencia física, el Corán descendió desde lo Más Alto de las Alturas. Es una colección de leyes divinas que contiene los mensajes más perfectos.

***

Profesado hoy en día por más de mil millones de seres humanos, el Corán es un tomo único que con sus principios divinos, eternos e inmutables, guía a todos por el sendero más corto e iluminado a la felicidad.

***

El Corán ha sido una fuente de luz para las comunidades más magníficas e brillantes que han regido el mundo, de las que han surgido miles de eruditos, filósofos y pensadores. En este sentido, ninguna otra norma es igual a la suya.

***

Desde el día en que fue revelado, el Corán se ha encontrado con muchas objeciones y críticas. Sin embargo, siempre ha salido ileso de estos contratiempos y de esta manera continúa irradiando su victoria.

***

El Corán se cristaliza en el corazón, ilumina el espíritu y demuestra verdades desde el principio hasta el final. Sólo los creyentes que pueden sentir toda la belleza del universo en una sola flor y que pueden ver tempestades lluviosas en una gota de agua podrán conocer y comprender su verdadero sentido.

***

El Corán posee tal estilo que los lingüistas árabes y de otros idiomas y los literatos que han oído sus versos se han inclinado ante él. Los que han reconocido su verdad y han comprendido su contenido se han postrado ante esta obra maestra de la elocuencia.

***

Los musulmanes pueden alcanzar la unidad sólo afirmando y creyendo en el Corán. Aquellos que no lo hacen no pueden ser musulmanes, ni pueden establecer ninguna unión duradera entre ellos.

***

Decir que "la fe es una cuestión de conciencia" significa que "yo afirmo a Allah, a Su Profeta y al Corán" con mi lengua y mi conciencia. Cada acto de adoración conectado con este entendimiento manifiesta esta afirmación.

***

Cuando la humanidad se tropezaba con la brutalidad de la ignorancia y de la incredulidad, el Corán surgió en una inundación de iluminación que anegó a ésta con su luz. El Corán dio a luz una revolución sin igual. ¡La Historia es testigo más que suficiente de este bendito hecho!

***

El Corán enseña de la manera más equilibrada el significado y la naturaleza de la humanidad, la verdad y sabiduría, así como la Esencia, los Atributos y los Nombres de Allah. Ningún otro libro lo iguala en esta área. Admirad la sabiduría de los santos eruditos y la filosofía de los verdaderos filósofos y lo llegaréis a comprender.

***

El Corán es el único libro que ordena la justicia verdadera, la libertad real, la igualdad equilibrada, la bondad, la honra, la virtud y la compasión hacia toda la creación. Es también un libro sin par que prohíbe la opresión, el politeísmo, la injusticia, la ignorancia, el chantaje, el interés, la mentira y la calumnia.

***

El Corán es el único libro que, protegiendo al huérfano, al pobre y al inocente, hace sentar en el mismo sitio al rey y al esclavo, al comandante y al soldado raso, al demandante y al demandado en definitiva y para luego juzgarlos imparcialmente.

***

Afirmar que el Corán es una fuente de superstición no es más que repetir las palabras que dijeron ignorantes árabes hace catorce siglos. Tal perspectiva ridiculiza la sabiduría y la verdadera filosofía.

***

Si sólo aquellos que critican el Corán y lo que trajo consigo pudieran producir algo para garantizar el orden, la armonía, la paz y la seguridad de la vida humana, aunque fuese por un período corto, temporal, podríamos entonces adjudicarles algo de razón; cosa que nunca ha sucedido. En realidad, es muy difícil entender esta perversidad y obstinación cuando uno se enfrenta con civilizaciones miserables y desequilibradas que se basan en principios lejanos al Corán y corazones atormentados, deprimidos y gimientes de aquellos privados de su luz.

***

La vida más disciplinada para la humanidad es aquella que alentó el Corán. De hecho, algunas de las cosas bellas que hoy se encomiendan y se aplauden universalmente son exactamente las cosas que el Corán promovió hace siglos. Entonces ¿de quién es la culpa si los musulmanes están hoy en una situación miserable?

***

Los que critican al Corán como si les fuese la vida en ello generalmente tienen tan sólo un conocimiento vago y superficial de su contenido. Es irónico que tales gentes se sientan con plena libertad de expresar sus opiniones sin investigar el Corán o sin ni siquiera leerlo. En realidad no hay diferencia entre su actitud y la obstinación que alguna gente ignorante muestra ante las ciencias -positivas-. Parece que debemos continuar esperando a que estas personas aprecien algún día la verdad.

***

Los que tienen fe en el Profeta Muhammad y en el Corán, tienen fe en Allah. Quienes no creen en el Corán tampoco creen en el Profeta Muhammad y los que no creen en el Profeta Muhammad no creen en Allah. Son éstas las dimensiones verdaderas de ser musulmán.

***

El Corán nos facilita subir al nivel más alto, esto es, al rango de los dirigidos por el mismísimo Allah. Aquellos conscientes de estar en esta posición oyen a su Señor hablándoles por medio del Corán. Si juran que hablan con su Señor, no estarán entre los que juran en falso.

***

Aunque estamos todavía en este mundo, cuando entramos en el clima iluminado del Corán sentimos que estamos pasando de la tumba al mundo intermedio -entre éste y el próximo-, experimentando el Día del Juicio Final y el Sirat -puente-, temblando ante el horror del Infierno y caminando por las tranquilas pendientes del Cielo.

***

Los que han prevenido a los musulmanes de entender el Corán y de percibirlo en profundidad, de esta manera les han privado del espíritu y de la esencia del Islam.

***

En un futuro próximo y bajo las miradas de aprobación y asombro de la humanidad, los afluentes del conocimiento, la técnica y el arte caerán, inmersos en el océano del Corán, en su fuente esencial uniéndose a ella. Entonces los eruditos, los investigadores y los artistas se encontrarán todos juntos en ese océano.

***

No debe ser demasiado difícil ver el futuro como la Era del Corán, pues es la palabra de Aquel Quien ve el pasado, el presente y el futuro al mismo tiempo.

blog comments powered by Disqus