Imprimir

Fethullah Gülen rechaza los atentados cometidos en nombre del Islam

Escrito por fgulen.com on . Publicado en Prensa

Ratio:  / 7
MaloBueno 

Fethullah Gülen

El erudito musulmán de origen turco Fethullah Gülen ha rechazado inequívocamente los ataques terroristas y los atentados cometidos en nombre del Islam, y agregó que un terrorista no puede ser calificado de verdadero musulmán. En un discurso que pronunció ante sus discípulos en su residencia en Pensilvania, Gülen habló largo y tendido sobre los ataques en nombre del Islam, haciendo hincapié en que un verdadero musulmán no podía cometer un ataque terrorista. Su discurso fue publicado el jueves en herkul.org, un sitio web que transmite frecuentemente sus mensajes.

Las declaraciones de Gülen se produjeron poco después de un tiroteo mortal y la crisis de los rehenes en un centro comercial de Nairobi en la que murieron más de 60 personas. Esta semana ha sido particularmente sangrienta en el Medio Oriente, con bombardeos a iglesias y una mezquita en Irak y Pakistán, matando a decenas de civiles.

«Las escenas más brutales están en juego en nombre del Islam en una amplia geografía, de Siria a Pakistán y Kenia», Gülen recordó, señalando que los perpetradores bombardean las mezquitas e iglesias, matan a la gente alegando que el Corán, el libro sagrado de los Islam, lo ordenaba. Gülen dijo que el panorama en Oriente Medio es también una vergüenza para los musulmanes y que mancha la cara del Islam.

Gülen, que se conoce comúnmente como «Hocaefendi» por sus seguidores, dijo que los ataques terroristas atribuidos a los musulmanes a veces se llevan a cabo por los que él llama «almas inmaduras» que no llegan a entender el Islam en profundidad; a veces por la extrema provocación de los sentimientos de los jóvenes, a veces por la gente disfrazada de musulmanes y, a veces por los delincuentes bajo la influencia de drogas.

Gülen afirma que todo está codificado en el Islam durante los tiempos de paz y de guerra. Dijo que al igual que los individuos no pueden declarar la guerra por sí mismos y decidir matar a una persona durante el tiempo de paz, tampoco se puede matar a las mujeres, los niños o los ancianos en tiempos de guerra. Según el Islam, dijo él, no se puede atacar a los lugares de culto, incluso durante la guerra. «Teniendo en cuenta todos estos puntos, nunca se puede justificar los ataques suicidas, atentados suicidas y ataques terroristas similares», ha subrayado.

Gülen dijo que el profeta Muhammad toleró excepcionalmente duras torturas durante su vida de 13 años en La Meca e incluso rezó por los que lo apedrearon para que fueran guiados al camino recto. Señaló además que el profeta Muhammad nunca recurrió a la violencia a pesar de la opresión que todos los musulmanes sufrieron y que las batallas de Badr, Uhud y Jandaq sólo eran de carácter defensivo.

El erudito islámico, que es bien conocido por sus discursos inspirados en el diálogo interreligioso, dijo que el profeta Muhammad hizo todo lo posible para resolver los problemas sin derramar sangre, romper corazones o causar enemistad. Dijo que su forma de resolver los asuntos transformó a sus acérrimos enemigos en compañeros, citando a Ikrima ibn abi Yahl, un compañero del Profeta y un comandante líder musulmán, que fue inicialmente uno de los principales opositores del profeta Muhammad, incluso durante la conquista de La Meca.

Gülen también citó uno de los comentarios de Abdullah ibn Abbas, uno de los grandes exegetas del Corán, diciendo que aquellos que injustamente matan a un ser humano inocente, permanecerán en el Infierno para siempre y que el terrorismo es un crimen capital que el Sagrado Corán amenaza con el castigo del Infierno.

«Los terroristas suicidas permanecerán en el Infierno para siempre y rendirán cuentas por las personas inocentes que mataron», agregó Gülen.

«Los conflictos de interés, las implementaciones antidemocráticas y los abusos de derechos humanos en los países islámicos han dado lugar a muchos “grupos insatisfechos”», dijo Gülen y añadió que algunos de estos grupos son lo suficientemente ignorantes para dejarse engañar por «determinados servicios» y utilizarlos para sus objetivos. Gülen dijo que no ve la violencia perpetrada en nombre del Islam como de un solo aspecto, ni culpar a los musulmanes de la degradación de los valores que más tarde son utilizados por otros con fines terroristas.

Gülen dijo que la falta de valores humanos y espirituales fundamentales están en la raíz de la ignorancia que conduce al terrorismo y que algunos jóvenes están siendo manipulados y explotados para «ser los actores de escenarios escritos por otros».

Asimismo, instó a los que tienen una posición representativa a ser cautelosos en sus acciones y discursos y que llamar a la gente para destruir iglesias significa invitar a otros a destruir mezquitas.

«Lo que siembras es lo que cosechas», dijo Gülen. «La gente debería sembrar cosas buenas.»

Gülen señaló a lo que describió como «paranoia mundial», en referencia a la islamofobia, y dijo que se ha renovado debido a los recientes ataques terroristas. En un momento de autocrítica, Gülen dijo que los musulmanes también han cometido errores que causan la propagación de este problema. Dijo que el reconocimiento de estos errores y rectificarlos desempeñarán un papel muy importante en la solución de los problemas. Además, Gülen recordó como ejemplo de la deportación masiva de los armenios en el este de Turquía durante la Primera Guerra Mundial.

Gülen citó una historia del califa Umar bin Jattab, que pidió al patriarca de Jerusalén que le mostrara un lugar para realizar su oración. Cuando el obispo le dijo que podía orar en cualquier lugar en la iglesia, el califa Umar lo rechazó y prefirió rezar fuera de la iglesia. Después de terminar su oración, Umar dijo al patriarca que evitó deliberadamente rezar en la iglesia porque otros musulmanes podrían hacer lo mismo y transformar la iglesia en una mezquita.

«Así es como solíamos hacer», destacó Gülen. «Ya sea desde el interior o del exterior, algunos nos estropeó nuestros genes, nos cambiaron, nos convirtieron en salvajes». Gülen recordó de sus famosas observaciones que hizo antes —«Un terrorista no puede ser musulmán y un musulmán no puede ser terrorista»— y dijo que es imposible para un musulmán que ha percibido y aceptado completamente el Islam se convierta en un terrorista, que los verdaderos musulmanes nunca podrían cometer intencionalmente un acto de terror y que un terrorista no puede ser considerado como un verdadero musulmán.

«¿Acaso no puede haber un terrorista entre los musulmanes?», preguntó Gülen. «Podría haber, pero que perdería las características de un auténtico musulmán, y no se le podría llamar a un verdadero musulmán», dijo Gülen en respuesta a su propia pregunta.

Señaló que incluso la guerra tiene sus propias reglas y que no se puede luchar contra los que no luchan. «Cuando el profeta Muhammad preparó sus tropas para una guerra de defensa, añadió Gülen, «les ordenó no hacer daño a los que se refugiaron en lugares de culto, a las mujeres y a los niños. Finalizó reiterando que es imposible conciliar la praxis del profeta Muhammad con las atrocidades de los terroristas.

blog comments powered by Disqus