Imprimir

La Sunna y su papel

Escrito por Fethullah Gülen on . Publicado en La Sunna y su lugar en la Legislación Islámica

Ratio:  / 0
MaloBueno 

Sunna significa literalmente «conducta y senda buena o mala que ha de ser seguida». Este es el significado empleado en el siguiente hadiz:

Los que establezcan una buena senda en el Islam recibirán la recompensa de quienes la sigan, sin que sufran merma alguna en su recompensa. Y los que establezcan una mala senda en el Islam recibirán la carga del pecado de quienes la sigan, sin que sufran merma alguna en su carga.[488]

Esta palabra tiene connotaciones terminológicas diferentes según cada grupo de tradicionistas, estudiosos de la metodología y juristas. Los tradicionistas la contemplan como abarcando todo lo relacionado con los mandatos religiosos transmitidos por el Mensajero y categorizados, según la escuela jurídica hanafí (seguidores de Abu Hanifa) como obligaciones, deberes y prácticas fomentadas por el Profeta consideradas recomendables y aconsejables.

Los estudiosos de la metodología la consideran como cada palabra, hecho y aprobación del Mensajero según fue trasmitida por sus Compañeros. Los juristas la consideran como lo opuesto a las innovaciones realizadas en la religión y la consideran como sinónimo de hadiz. Lo usan para designar los actos, dichos y consentimientos del Profeta, todo lo cual proporciona una base para la legislación y la categorización de las acciones humanas.

Hadiz deriva de la palabra haddaza (informar), y significa literalmente «una noticia o información». Con el tiempo, ha adoptado el significado de todo dicho, actos y consentimiento atribuidos al Mensajero. Ibn Hayar dice: «Según la Shari‘a, el hadiz es todo lo relacionado con el Mensajero».

Otro significado literal de dicha palabra es «algo que acontece a lo largo del tiempo». Por ello, algunos eruditos de acertado discernimiento han escrito que hadiz es lo que no es Divino, eterno o que no tiene un comienzo en el tiempo. Esta es, pues, la fina línea que separa el hadiz del Corán, ya que éste es Divino, eterno y carece de un comienzo en el tiempo. El Mensajero hacía una distinción entre sus palabras y el Corán: «Son dos cosas, nada más: la Palabra y la guía. La mejor palabra es la Palabra de Dios, y la mejor guía es la guía de Muhammad».[489]

[488] Muslim, «Zakat», 69; Ibn Maya, «Muqaddima», 203.
[489] Ibn Maya, «Muqaddima», 7.

blog comments powered by Disqus