Imprimir

La Sunna en las Tradiciones

Escrito por Fethullah Gülen on . Publicado en La Sunna y su lugar en la Legislación Islámica

Ratio:  / 0
MaloBueno 

El camino del Profeta es el camino de Dios. Al ser la Sunna el camino del Profeta, los que la rechazan están, en el fondo, rechazando (y desobedeciendo) a Dios. Tal y como dijo el Profeta: «Quien me obedece, obedece a Dios; y quien me desobedece, desobedece a Dios».[501] Dicha desobediencia está «recompensada» con el Infierno: «Mi nación entrará en el paraíso, excepto los que se rebelen». Cuando se le preguntó quiénes eran dichos rebeldes, el Profeta respondió: «Quien me obedezca entrará en el Paraíso, y quien me desobedezca se rebela».[502]

La Sunna relaciona a los musulmanes del pasado, del presente y del futuro. También hace posible que los musulmanes mantengan su unidad, ya que constituye un sistema cultural único. Respecto a esto, el Mensajero dijo: «Los que vivan después de mí presenciarán muchas disputas y desacuerdos. Por lo tanto, seguid mi camino y el camino trazado por mis sucesores rectamente guiados y que guían rectamente. Asiros a dicho camino y aferraros a él con los dientes».[503]

Seguir la Sunna a nivel individual y colectivo, se convierte en algo de vital importancia cuando el Islam es atacado y los musulmanes pierden su supremacía. El Mensajero dijo que «cuando llegue el momento en que la comunidad musulmana rompa con el Islam y se desintegre, el que se aferre firmemente a la Sunna tendrá la recompensa de un mártir».[504] Según esto, se le debería preguntar a los que la critican lo que el Corán pregunta a los incrédulos: ¿Adónde vais? (80:26).

[501] Bujari, «Ahkam», 1; Ibn Maya, «Muqaddima», 1.
[502] Bujari, «I‘tisam», 2; Ibn Hanbal, 2:361.
[503] Abu Dawud, «Sunna», 5; Tirmizi, «Ilm» , 16; Ibn Maya, «Muqaddima» 6.
[504] Abu Nuaym, «Hilya», 8:200; Daylami, Musnad al-Firdaws, 4:198.

blog comments powered by Disqus