Imprimir

Sueños

Escrito por Fethullah Gülen on . Publicado en El Reino de la Existencia Invisible

Ratio:  / 0
MaloBueno 

Mientras estás durmiendo, con los ojos cerrados, tus oídos sordos, tu lengua muda, y tus brazos y piernas inmóviles, ¿cómo viajas grandes distancias, encuentras a numerosas personas y haces tantas cosas en el período tan corto de unos pocos segundos?

Cuando te levantas por la mañana, te sientes profundamente influido por esa aventura de pocos segundos. Aunque Freud y aquellos que le siguieron intentan atribuir los sueños al yo subconsciente, a los pensamientos, deseos, impulsos y experiencias pasadas, ¿cómo puedes explicar los sueños que te traen las noticias de ciertos acontecimientos futuros con los que nunca antes has tenido conexión y nunca los has soñado? Y ¿cómo soñamos? ¿Con qué parte del cuerpo o ser se tienen sueños? ¿Por qué los sueños duran sólo unos pocos segundos? ¿Cómo recordamos a la mañana siguiente los sueños que tenemos al dormir durante la noche? Todas estas preguntas y muchas otras similares son como un rompecabezas esperando ser resuelto por la «ciencia».

Es verdad que algunas veces nuestros pensamientos, deseos, impulsos y experiencias pasadas, que constituyen nuestro subconsciente, salen inconscientemente en el sueño. O alguien puede estar sufriendo una enfermedad, hambre o puede tener un problema que le es imposible de resolver. Quizás la imaginación da forma a las desviaciones de un mal temperamento o la mente recuerda un acontecimiento excitante que sucedió hace algún tiempo, y le da una forma nueva y diferente. Todos los sueños que tiene un hombre en tales disposiciones del ánimo son sueños mezclados, en donde aunque tengan algún sentido, no merecen interpretación. Por ejemplo, un hombre que come cosas saladas antes de dormir puede verse a sí mismo en sueños al lado de una piscina. Y si alguien se va a la cama con rabia e ira puede tener un sueño en el cual pelea con otros.

Sin embargo, si uno no sabe cómo interpretar los sueños, los sueños verdaderos, que serán explicados abajo, pueden ser confundidos o tomados por esa clase de sueños. Por ejemplo, aunque el sueño que el rey de Egipto tuvo en la época del Profeta José la paz sea con él, fue verdadero, sus hombres lo describieron variado.1

Sueños verdaderos. Hay una clase de sueños que no tienen nada que ver con el yo subconsciente. Tales sueños llevan importantes mensajes: son buenas noticias de Allah o son para alentar a hacer cosas buenas y guiarlos hacia ellas o para advertir a alguien de algo malo que ha hecho. Tales sueños, que llamamos sueños verdaderos, son muy claros y el que los tiene no los olvida.

Hay una clase de sueños verdaderos en los cuales el que sueña tiene noticias de acontecimientos inminentes. Para entender la naturaleza y el mecanismo de tales sueños, deberíamos dar una explicación más:

Como la esencia de un trozo de escrito, que es su significado, tiene una forma previa a lo que está escrito, una forma visible, todo tiene una forma esencial de la existencia en el Conocimiento de Allah antes de aparecer en el mundo. En el lenguaje de la filosofía islámica llamamos a esas formas esenciales de las cosas en el Conocimiento de Allah «arquetipos». Cuando Allah quiere enviárselas al mundo material, a través de la manifestación de Su Sabiduría, Poder, y Nombres como por ejemplo el que Forma Todo, el de Todos Colores, El que Determina Todo, el Creador, etc. las viste con cuerpos materiales. Entre el mundo de los arquetipos, en donde el Conocimiento de Allah tiene su manifestación primaria, y el mundo material, hay otro mundo, que llamamos el mundo de las formas o símbolos inmateriales, en donde las cosas existen en formas ideales o como símbolos y el concepto y medida del tiempo son completamente diferentes de este mundo. También, alguien que tiene sueños encuentra o recibe esos símbolos de una manera totalmente diferente acorde con el tiempo, lugar y culturas e incluso según a las características nacionales e individuales.

De esta manera, cuando el cuerpo va a dormir, el espíritu viaja «por encima» de este mundo de formas ideales sin romper completamente su conexión con su cuerpo. Durante los sueños, el espíritu continúa esta conexión a través de un cordón. Entra a una dimensión diferente de existencia en el mundo de las formas o símbolos ideales, en donde las partes del tiempo —el pasado, el presente y el futuro— están combinadas. Por lo tanto, mientras algunas veces puede encontrarse experimentando un acontecimiento pasado, puede ser testigo algunas veces de uno futuro. Sin embargo, ya que en el mundo de las formas o símbolos ideales las cosas existen en las formas o símbolos ideales, el espíritu usualmente recibe símbolos, que deberían ser interpretados. Por ejemplo, el agua clara que ves en ese mundo puede corresponder al conocimiento en este mundo material. O si ves en tu sueño tu materia de desecho, se puede interpretar que ganarás dinero de maneras legales; si la materia es de otros, su significado puede ser que el dinero te llegará de maneras ilegales. Como se citó del Corán en la anterior nota de pie de página, una vaca gorda puede significar un año de abundancia en cultivos mientras que una flaca, un año de austeridad. Las metáforas, símiles y parábolas en el Corán y los dichos Proféticos y otros algunas veces en circulación entre la gente, pueden proveer claves significativas para interpretar los sueños. Algunos sueños verdaderos son tan claros que no necesitan interpretación.

Como se ha señalado arriba, en el mundo de las formas ideales las medidas del tiempo son completamente diferentes del mundo material. También, ya que en los sueños el espíritu está libre hasta cierto punto del confinamiento del cuerpo, puede hacer en pocos segundos tantas cosas como puede hacer, por ejemplo, en un año en el mundo material. Esto también explica cuán enormemente los santos, que han sido capaces de hacer que sus espíritus se liberen hasta cierto punto de las restricciones de sus cuerpos, pueden viajar largas distancias en un tiempo mucho más corto que la gente normal.

Ejemplos de sueños verdaderos:

• El sueño que Abraham Lincoln tuvo la noche de su asesinato es famoso. En su sueño, Lincoln ve que los criados de la Casa Blanca se estaban apresurando de un lado a otro y diciéndose mutuamente que Lincoln había sido asesinado. Lincoln se despertó de su sueño con gran excitación y pasó un día intranquilo. A pesar de las advertencias de sus hombres, fue al teatro la noche siguiente y allí fue asesinado.

• El sueño que Eisenhower había tenido justo antes de que ordenara los desembarcos en Normandía en junio de 1944 durante la Segunda Guerra Mundial, cambió el curso de la guerra. Unos pocos días antes de esa fecha en la que había decidido hacer los desembarcos, Eisenhower vio en su sueño que una gran tormenta estallaba y derribaba todos los navíos de desembarque. Ese sueño le hizo hacer más pronto el desembarco que el tiempo señalado. Como Eisenhower había visto en su sueño, una gran tormenta estalló algunos días después de haber comenzado el desembarco.

• La madre de Anne Ostrovosky, una escritora rusa, había visto en sus sueños muchas imágenes de batallas germano-rusas cinco años antes de que estallara la Segunda Guerra Mundial. Su sueño había sido publicado en los periódicos.

• Varios descubrimientos científicos o tecnológicos han sido realizados como resultado de sueños. Por ejemplo, mientras estudiaba cómo podría introducir el hilo a través de la aguja de una máquina de coser, Elías Howe tuvo un sueño en el que era capturado prisionero por una tribu indígena en África. Querían que metiera el hilo a través de una máquina de coser. Con un miedo mortal y confundido, Elías Howe repentinamente divisó los agujeros en las puntas de las lanzas que sostenían los nativos. Se despertó e hizo una pequeña «lanza» con un agujero en la punta.

• A comienzos del siglo pasado, Niels Bohr, que estaba estudiando la estructura de los átomos, tuvo un sueño en el que vio planetas conectados al Sol con hilos girando a su alrededor. Cuando despertó, había imaginado la semejanza entre lo que había visto y la estructura de los átomos.

Hay otros numerosos ejemplos de sueños verdaderos que han traído noticias de ciertos acontecimientos futuros o causales descubrimientos científicos o tecnológicos. Pero los ejemplos que hemos citado deben ser suficientes para entender la verdadera naturaleza de los sueños, es decir, que son el resultado del viaje del espíritu en las dimensiones internas de la existencia— el mundo de las formas o símbolos inmateriales— y obtener señales allí.

Finalmente, los sueños proveen una prueba firme para la existencia de los mundos inmateriales como así también para el Conocimiento y el Destino Divinos. Si Allah Todopoderoso no hubiera predeterminado todos los acontecimientos y no los hubiera registrado en lo que llamamos «la Tabla Suprema Guardada», no podríamos haber tenido noticias de los acontecimientos inminentes. También, los sueños demuestran que las medidas del tiempo difieren mucho según las características de cada mundo.


1. El rey dijo: «Vi (en un sueño) siete vacas gordas que eran devoradas por siete vacas flacas; también siete espigas verdes de maíz y otras (siete) secas. ¡Oh cortesanos míos! Díganme la interpretación de mi sueño, si entienden los significados de los sueños». Ellos dijeron: «Es una mezcla de varios sueños; y no somos hábiles en la interpretación de sueños mixtos». (José) dijo: «Sembrarás, como de costumbre, durante siete años. Deja en la espiga el maíz que coseches, excepto un poco que puedas comer. Luego vendrán siete años de austeridad, que consumirán todo salvo un poco de aquello que has almacenado para estos años. Luego vendrá un año en el cual el pueblo tendrá abundante agua y pisarán (jugo, aceite, etc.)» ( 12:43-44, 47-49)

blog comments powered by Disqus