Imprimir

El Profeta Muhammad en la Biblia

Escrito por Fethullah Gülen on . Publicado en La Profecía y la Misión Profética de Muhammad

Ratio:  / 0
MaloBueno 

Casi todos los Profetas anteriores predijeron al Profeta Muhammad. A pesar de las distorsiones que han sufrido con el tiempo la Torá, los Salmos y los Evangelios todavía podemos encontrar indicaciones de su llegada. Por ejemplo, el siguiente verso de la Torápromete la llegada del Profeta Muhammad:

El Señor me dijo (Moisés): Está bien lo que dicen. Suscitaré por ellos un Profeta como tú entre sus hermanos, pondré en su boca mis palabras y él les comunicará todo lo que yo le mande. Si alguien no escucha Mis palabras que él dirá en Mi Nombre, yo Mismo le pediré cuantas. (Deuteronomio, 18:17-9)

La frase un Profeta como tú entre sus hermanos se refiere a un Profeta que vendrá de la rama de Ismael, el hermano de Isaac, que es el antepasado del pueblo de Moisés, los Hijos de Israel. El único Profeta que vino de la rama de Ismael después de Moisés y se parecía a él en muchos aspectos (por ejemplo, en traer una nueva ley y luchar contra sus enemigos, es el Profeta Muhammad. También, el siguiente verso de la Biblia en Deuteronomio, 34:12 declara claramente que ningún Profeta como Moisés jamás apareció entre los Israelitas: —Con respecto a sus virtudes y acciones imponentes— no apareció en Israel ningún Profeta semejante a Moisés, con quien el Señor cara a cara tratase1.>

El Corán señala el mismo hecho: Os hemos enviado un Mensajero como testigo sobre vosotros, exactamente como le hemos enviado un Mensajero a Faraón (73:15).

La frase pondré en su boca mis palabras y él les comunicará todo lo que yo le mande en el verso en cuestión, significa que el Profeta prometido sería iletrado y transmitiría lo que le sería revelado. Allah consigna esto en el Corán: Él no habla por (su propio) deseo. No es sino una Revelación inspirada. (53:3-4).

El siguiente verso: El Señor vino del Sinaí y amaneció sobre Seir. Resplandeció desde la montaña de Farán (Deuteronomio, 33:2) se refiere a la Misión Profética de Moisés, Jesús y Muhammad respectivamente. Sinaí es el lugar en donde el Profeta Moisés habló con Allah y recibió la Torá. Seir, un lugar en Palestina, es donde el Profeta Jesús recibió la Revelación Divina.Y Allah se manifestó a la humanidad por última vez a través de Su Revelación al Profeta Muhammad en Farán, una cordillera cerca de La Meca. Es mencionada en la Torá (Génesis, 21:19-21) como el área desértica donde Abraham dejó a Hayar y a su hijo Ismael. El pozo de Zamzam se encuentra ahí. Como se declara explícitamente en el Corán (14:35-7), Abraham dejó a Hayar e Ismael en el valle de La Meca, que entonces era un lugar deshabitado dentro de las cadenas de montañas de Farán.

El verso en Deuteronomio continúa: Llegó con miríadas de santos; a su lado derecho se les apareció el fuego del Shari´a. Este verso se refiere al Profeta prometido, Muhammad que tendría numerosos Compañeros del grado más elevado de santidad. El fuego del Shari´a alude al hecho de que al Profeta prometido le sería permitido, e incluso ordenado, luchar contra los enemigos.

En el Evangelio según San Mateo nos encontramos con un versículo interesante en el que Jesús dijo:

No habéis leído alguna vez en las Escrituras: «La piedra que los constructores han rechazado se ha convertido en la piedra angular; el Señor ha hecho esto y es admirable a nuestros ojos. Por eso os digo que os será quitado el reino de Allah y será entregado a un pueblo que rinda sus frutos. Y el que caiga sobre esta piedra se hará trizas, y aquel sobre quien caiga será triturado» (San Mateo, 21:42-4).

Esta piedra angular mencionada en los versos no puede ser el Profeta Jesús porque los versos se refieren a las victorias obtenidas por los seguidores de este pilar sustentador. Ningún pueblo fue aplastado por haber resistido al Cristianismo. El Cristianismo se extendió en el Imperio Romano sólo después de sufrir algunos cambios y reconciliarse con las religiones romanas. El dominio occidental del mundo llegó a través del triunfo de los pensamientos científicos sobre la IglesiaMedievaly tomó la forma de un implacable colonialismo.

Por otro lado, el Islam gobernó casi la mitad del «Viejo Mundo» durante muchos siglos. Su pureza original nunca fue atenuada, sus enemigos fueron derrotados varias veces y se defendió con éxito frente al Cristianismo. Actualmente, el Islam se está levantando una vez más como una religión pura y auténtica, como un estilo de vida y esperanza para la salvación de la humanidad. Además, el mismo Profeta Jesús alude a este hecho declarando explícitamente que «será quitado el reino de Allah de sus seguidores y entregado a un pueblo que produzca sus frutos».

En un detalle registrado en el Sahih de al-Bujari y Muslim, el Profeta Muhammad se describe a sí mismo como la «piedra angular» que completa la construcción de la Profecía.

Otra referencia al Profeta se encuentra en el Evangelio de San Juan, Jesús promete el advenimiento del Último Profeta usando una variedad de nombres:

Pero os digo la verdad: os conviene que yo me vaya. Porque, si no me fuere, el Abogado no vendrá a vosotros; pero, si me fuere, os lo enviaré. Y al venir este, amonestará al mundo sobre el pecado, la justicia y el juicio. (16:7-8)

En estos versos, se refiere al Profeta Muhammad, que la paz y las bendiciones estén con él, como un Paraklit. Paraklit es una palabra Griega que significa el Distinguidor entre la Verdady la Falsedad. Aunquelos traductores cristianos le han dado a esta palabra diferentes sentidos como Consejero (la Internacional de los Gideones) o Ayudante (La Sociedad de la Biblia Americana) o Confortador (La Compañía de la Sagrada Biblia), y reclamaron que esta se refiere al Espíritu Santo, es imposible incluso para los Cristianos establecer si el Espíritu Santo ha bajado después de Jesús y ha hecho lo que Jesús predijo que haría.

Si, según los cristianos, el Espíritu Santo es el Arcángel Gabriel, se mostró muchas veces ante el Profeta Muhammad para traerle las Divinas Revelaciones. Además, Jesús mencionó y predijo al Paraklit con otros nombres diferentes, pero siempre con la misma función, como se ve en los siguientes versos:

Cuando venga el Abogado, que yo os enviaré de parte del Padre, el Espíritu de verdad, que procede del Padre, él dará testimonio de mí (San Juan, 15-26).

Muchas cosas tengo aún que deciros, más no podéis acarrearlas ahora; pero cuando viniere Aquél, el Espíritu de verdad, os guiará hacia la verdad completa, porque no hablará de sí mismo, sino que hablará lo que oyere y os comunicará las cosas venideras. Él me glorificará, porque tomará de lo mío y os lo dará a conocer. Todo cuanto tiene el Padre es mío (San Juan, 16:12-4).

Sólo hay unas pocas alusiones que la Biblia hace del Profeta Muhammad. El fallecido Hussayn encontró ciento catorce de estas alusiones y las anotó en su Risalat al-Hamidiya.


1. Fragmento de la traducción de la Biblia al turco, publicado en Estambul en 1885.

blog comments powered by Disqus