Imprimir

La humanidad

Escrito por Fethullah Gülen on . Publicado en La Sociedad

Ratio:  / 0
MaloBueno 

Ala hora de interactuar en sociedad, siempre se debe considerar con mesura lo que te agrade y desagrade. Desea para los otros lo que tu propio ego desee y no olvides que cualquier conducta que te desagrade, también lo hará a los demás. Si te comportas de esta manera, no sólo estarás a salvo de tu propia desorientación y mal comportamiento sino también de herir a los demás.

***

Deberás comprender qué hacer para caerles bien a los demás y para que ellos sientan atracción y apego hacia ti considerando que los favores que recibes te hacen sentir atracción, afecto y simpatía hacia aquellos que previamente te han tratado bien. Se dice que "la gente es esclava de los favores que se le hayan hecho". Por lo tanto, ayudar a otros y hacerles el bien es una defensa segura contra toda ofensa que pueda venir de ellos.

***

La madurez y la perfección de espíritu significan ser justo en tu trato con los demás, en especial con los que se hayan portado injustamente contigo. Responde a su maldad con el bien. No dejes de hacer el bien, incluso a los que te han herido. Trátales con humanidad y nobleza porque hacer daño a una persona es cruel. Responder al mal con mal supone un carácter desviado; pero responder con el bien al mal que se nos ha hecho es propio de gente noble.

***

Hacer el bien a los demás no conoce límites. Aquellos que se han entregado el bien de la humanidad pueden llegar a ser tan altruistas que sacrifiquen hasta sus vidas por los demás. Sin embargo, tal altruismo es una gran virtud solamente si se basa en la sinceridad y pureza de intenciones y no en preferencias raciales.

***

Nuestra humanidad y bondad son directamente proporcionales a nuestra cercanía hacia nuestros amigos y al mantenimiento de la amistad. Hablar de la nobleza y la amabilidad sin tener en cuenta su carácter afectuoso y cercano es un ejercicio de mera aseveración teórica. Hacer el bien únicamente en respuesta a los bienes recibidos así como dejar de actuar de modo correcto sólo para castigar a otro implica imperfección moral y falta de madurez.

***

Es señal de gran generosidad y bondad hacia otros ignorar alguna de sus faltas, improcedencias o malos modales, tolerando las imperfecciones humanas. Interferir en los asuntos de los demás y buscar defectos ajenos es grosero y descortés así como imperdonable es difundir tales faltas. Echárselo en cara es un severo golpe a los lazos de unidad entre la gente, un golpe del cual, tristemente, es casi imposible que se recupere una amistad.

***

Aquellos que consideran insignificantes los grandes favores que han prestado a los demás y que aprecian por otro lado hasta el más mínimo de los bienes que han recibido de otros son los únicos que, perfeccionados, han adquirido los modelos de comportamiento inspirados por Allah, alcanzando la paz de conciencia. Estas personas nunca les recuerdan a los demás el bien que les ha hecho del mismo modo que no se quejan incluso cuando los otros se muestran indiferentes ante ellos.

blog comments powered by Disqus