Imprimir

¿Qué son los genios? ¿Cuáles son sus influencias sobre los seres humanos? ¿Es posible emplearlos en diferentes trabajos?

Escrito por Fethullah Gülen on . Publicado en Religión

Ratio:  / 0
MaloBueno 

La palabra genio literalmente significa algo oculto o velado a la vista. Un genio es una especie o una clase de seres que no pueden ser vistos a simple vista, ni con teles­co­pios o microscopios. En el Corán, hay un capítulo corto titulado Los Genios, que nos dice que un grupo de genios es­cuc­ha­ron al Profeta Muhammad, y algunos de ellos creyeron en su mensaje y otros no:

Di: "Se me ha revelado que un grupo de genios estaba escuchando y decía: 'Hemos oído una Recitación maravillosa, que conduce a la vía recta. Hemos creído en ella y no asociaremos nadie a nuestro Señor'. Y: 'Nuestro Señor -¡exaltada sea Su grandeza!- no ha tomado compañera ni hijo...". "Entre nosotros hay unos que son justos y otros que no. Seguimos doctrinas diferentes" (72: 1-2, 11).

De esto entendemos que, como la humanidad, los genios son seres conscientes cargados con obligaciones divinas. Los descubrimientos recientes en la biología han demostrado que Allah creó a seres particulares en cada dimensión del universo. Los genios podrían haber sido creados mientras la tierra era un todo de algún tipo de fuego. Precedieron a la humanidad en la creación y fueron responsables de cultivar y mejorar el mundo. Aun­que Allah los reemplazó por la humanidad para gobernar el mun­do después, no eximió al genio de las obligaciones religiosas.

El Corán declara que los genios han sido creados de fuego sin humo (55:15). En otro versículo clarifica que el fuego es de viento abrasador (15:27) y penetra profundamente hasta la parte interior del cuerpo. [1]

Como los ángeles, los genios se mueven sumamente rápido; no están constreñidos por las coacciones del tiempo y del espacio dentro de las que nos movemos nosotros normalmente. Sin embargo, ya que el espíritu es más activo y más rápido que los genios, un hombre que vive en el nivel espiritual, que puede ir más allá de los límites de la materia, del tiempo y del espacio dentro de los cuales vive la gente normal, puede superar al genio en velocidad y actividad. Por ejemplo, como leemos en el Corán, cuando el Profeta Salomón preguntó a aquellos genios alrededor de él quién podría traer el trono de la Reina de Yemen, un miembro de los genios contestó que él podría traerlo antes de que él terminara la reunión y se levantara de su asiento. Sin embargo, un hombre que tenía conocimiento especial recibido de Allah contestó: "Puedo traérselo en menos de un abrir y cerrar de ojos," y así lo hizo (27:38-40).

Nada es difícil para Allah el Todopoderoso; es igualmente fácil para Él crear todo el universo y una partícula diminuta. Él ha provisto a hombres, genios y ángeles con el poder y la fuerza apropiados para la función o los deberes de cada uno. Él utiliza a los ángeles en la supervisión de los movimientos de cuerpos celestes y ha permitido al hombre gobernar sobre la tierra, predominar sobre la materia, construir civilizaciones y producir la tecnología.

El poder y la fuerza no están limitados por el mundo físico, y tampoco son proporcionales a la talla corporal. Obser­va­mos que cosas microscópicas son mucho más poderosas que enormes cuerpos físicos. Por ejemplo, la memoria es mucho más espaciosa y comprensiva que un cuarto grande. Con nues­tras manos podemos tocar un objeto muy cerca, pero nuestros ojos pueden viajar largas distancias en un instante mientras nuestra imaginación va más allá del tiempo y del espacio en cualquier momento. Los vientos pueden arrancar árboles y derribar enormes edificios. Un joven y fino brote de una planta puede hendir rocas y salir a la luz del sol. El poder de la energía, cuya existencia se conoce por el efecto que produce, es conocido por todos. Todo esto nos muestra que el poder de algo no es proporcional a su estructura física, sino que el mundo invisible predomina sobre el mundo físico, y que entidades microscópicas son mucho más poderosas que las grandes.

El Corán relata que un grupo de genios escucharon al Mensajero de Allah recitando el Corán y cuando volvieron donde estaba su gente, dijeron: "¡Oh, pueblo! Seguramente escuchamos un Libro que ha sido revelado después de Moisés, afirma que lo precede, y dirige al bien y al Camino Recto" (46:30). El versículo continúa con lo que pensaron de lo que habían oído. Algunos hadices nos dicen que el Mensajero recitó algunas partes del Corán y predicó su Mensaje a los genios.

Los genios pueden aparecer como serpientes, escorpiones, ganado, asnos, pájaros y otros animales. Cuando nuestro Profeta aceptó el juramento de lealtad de los genios en el valle de Batn Al-Nakhla, quiso que se aparecieran a su comunidad en su propia forma o en otras formas agradables, no como animales dañinos como perros o escorpiones. Él advirtió a su comunidad: "Cuando veáis a cualquier alimaña en vuestra casa, decidle tres veces: "¡Por el amor de Allah! ¡Abandona este lugar!" porque puede ser un genio amistoso. Si no se marcha, es que no es un genio. Si es dañino, podéis matarlo."

Los genios que juraron lealtad al Mensajero de Allah le prometieron: "Si su comunidad recita el basmala -En el nombre de Allah, el Misericordioso, el Compasivo- antes de hacer algo y cubren sus platos, no tocaremos su alimento o su bebida." [2] Otro hadiz dice: "[Cuando hayáis hecho vuestras necesidades] No os limpiéis -hacer tahara- con huesos y con pedazos secos de estiércol porque son los alimentos de los hermanos genios".

Algunas personas tienen una capacidad innata de entrar en trance y establecer contacto con seres de las dimensiones invisibles de la existencia. Sin embargo, no debería olvidarse que, tanto ángeles como genios, los seres invisibles tienen sus propias condiciones de vida y hay ciertos límites y principios a los cuales están sujetos. Por esta razón, alguien que entra en contacto con los genios debería ser precavido cuando se relacione con ellos ya que puede caer fácilmente bajo su influencia y convertirse en su juguete.

Algunos afirman que Mirza Ghulam Ahmad (1839-1908) de Qadiyan -India-[3], se convirtió en una víctima de los trucos de los genios. Él intentó servir al Islam luchando contra el Yo­guis­mo hindú por el camino del faquirismo, pero espíritus malignos lo controlaron. Primero le susurraron que él era un revivificador de la religión y luego le sugirieron que él era el Mesías. Final­mente, bajo su influencia y control, Ghulam Ahmad afirmó que Allah se había encarnado en él.

Las transgresiones y suciedad sirven como una invitación a la influencia de los espíritus malignos y los genios no creyentes. Sobre todo aquellos de naturaleza impresionable y de tendencia a la melancolía, y los que llevan una vida disoluta e indisciplinada, son expuestos a la influencia de los espíritus ma­lignos. Por lo general, ellos – los espíritus malignos- residen en sitios especiales de vertido de basuras, otros sitios sucios, baños públicos y retretes.

Los genios son seres penetrantes, con mayor capacidad de penetración incluso que los rayos X. Ellos pueden penetrar en los cuerpos de los seres humanos por las venas y por los puntos centrales del cerebro. Como la mayoría de la gente sabe hoy, los rayos láser, que tienen una amplia zona de uso, desde los ordenadores al armamento nuclear y de la medicina a la comu­nica­ción y las investigaciones de la policía, pueden viajar por los vasos sanguíneos y por lo tanto pueden ser usados para quitar obstrucciones en ellos. Así, cuando consideramos que Satán y todos los otros genios son creados del fuego sin humo que penetra profundamente en el cuerpo, lo podemos inter­pretar como algo similar a la radiación o la energía radiactiva, podemos entender el significado del hadiz del Profeta: "Satán se mueve por donde la sangre se mueve."

Los genios pueden dañar el cuerpo y causar enfermedades físicas y psicológicas. Pienso que esto puede ser una buena idea para que las autoridades médicas consideren la posibilidad de que los genios causen ciertos tipos de cáncer, dado que el cáncer es un tumor desordenado que provoca en el cuerpo lo que podemos describir como la anarquía celular. Tal vez algunos genios se han instalado en esa parte del cuerpo y destruyen su estructura celular.

Aunque la ciencia aún no acepta la existencia de los seres invisibles y está restringida al mundo material, pensamos que merece la pena considerar la posibilidad de que los espíritus maléficos jueguen algún papel en enfermedades mentales tales como la esquizofrenia. Constantemente oímos de casos en que los que sufren de enfermedad mental, de la epilepsia o hasta de cáncer se recuperan recitando ciertas oraciones. Tales casos son serios y significativos y no deberían ser negados o rechazados atribuyéndolos a la impresionabilidad o a la autosugestión. Cuando la ciencia finalmente acepte la existencia del mundo metafísico y la influencia de fuerzas metafísicas, sus médicos serán capaces de eliminar muchas obstrucciones y hacer muchos mayores avances y menos errores.

Hoy, las puertas a los mundos metafísicos están sólo ligeramente entornadas. Estamos apenas al principio del camino de con­tac­tar con los genios y los diablos. Sin embargo, un día nos sentiremos obligados a entrar en estos mundos para solucionar muchos de los problemas relacionados con éste.

El Corán declara que Allah concedió sobre la Casa de Abraham la Escritura, la Sabiduría y un reino poderoso (4:54). Este reino poderoso se manifestó con brillantez en los Profetas David y Salomón. El profeta Salomón no sólo gobernó una parte de la humanidad, sino también a genios y diablos, pájaros y vientos: Allah le sometió los diablos, algunos de los cuales se zambullían para obtener perlas e hicieron otros trabajos (21:82). Salomón tenía ejércitos de genios y pájaros, y él empleó a genios en muchas tareas. Hacían lo que quería él: templos, fortalezas, cuencas como pozos y calderas construídos en la tierra (34:13); y el viento le fue sometido también; por la mañana hacía el camino de un mes y por la tarde de otro mes (34:12). Como hemos indicado antes, el trono de la Reina de Yemen fue llevado de Yemen a Jerusalén por un genio en un abrir y cerrar de ojos (27:40).

Los versículos relacionados con el reino de Salomón indican el límite final del empleo de los genios y los diablos por la humanidad. También sugieren que un día los utilizaremos en muchos empleos, sobre todo en la comunicación. Es bastante probable que también sean empleados en asuntos de seguridad, en la minería y en metalurgia, y hasta en estudios espaciales e investigación histórica. Puesto que los genios pueden vivir aproximadamente mil años, pueden ser útiles en el establecimiento de hechos históricos.



[1] No estamos seguros de si el Corán quiere decir la energía o algo como los rayos X pero 'sin humo': el fuego penetrante y que chamusca.
[2] No sabemos cómo comen nuestros alimentos o beben nuestras bebidas. (Tr.)
[3] El fundador de la secta Qadiyani -también conocido como Ahmadía-, que la mayor parte de los musulmanes dicen que es o herética o no musulmana.
blog comments powered by Disqus