Imprimir

La Democracia en Oriente Medio e Irán

Escrito por Mehmet Gündem on . Publicado en La Entrevista con Gülen en el periódico Milliyet

Ratio:  / 0
MaloBueno 

¿Qué debería hacer los OIC (la Organización de la Conferencia Islámica) durante el actual proceso en Oriente Medio?

El Secretario General es Ekmeleddin Ihsanoglu, un hombre sincero. Y esto debería haber sido una ventaja para organizar una importante conferencia. Con el fin de prevenir la desintegración y desunión en la región pueden hacerse oír en las Naciones Unidas, enviar una nota diplomática a los EE.UU. en la que se le inste a abandonar su equivocada política invitándole a la paz.

¿Puede no ser eficaz el poder militar de Turquía?

Nuestro poder militar ha sido siempre notorio y prominente, pero se espera que Turquía haga más que esto. Este problema no puede ser solucionado por la fuerza. Si Turquía interviene con sus fuerzas armadas, esto inquietará a varias facciones y la gente de la región se posicionará en su contra. Este puede dañar «la herencia y el patrimonio cultural así como el crédito de Turquía en el subconsciente de la población de la región», lo cual lo considero de gran valor. Esta baza no debería ser dañada y Turquía debería utilizarla para la futura recuperación de Oriente Medio.

¿Qué diría usted acerca del proyecto estadounidense del «Gran Oriente Medio»?

Podrían haberse considerado ciertas cosas positivas tras este plan. Pero Turquía tiene intereses y su futuro está en juego en Oriente Medio, como el de muchos otros países. Si este plan se pusiera en acción, entonces las opiniones de Turquía deberían haber sido tenidas en cuenta, por su condición de aliado estratégico: ¿qué proyectos tiene Turquía? Si hay tal plan y no estamos implicados en el desde el principio, entonces sus reglas han sido determinadas y planeadas por otros. Y el diseño del proyecto pertenece a otros.

¿Dónde debería ser ubicada Turquía en este plan?

¿Es este plan necesario? ¿Creemos en dicho proyecto? Si así lo hacemos, entonces Turquía debería mostrar su inestimable posición en el equilibrio mundial a países como Rusia, a la Unión Europea y a China también. Se debería advertir que un proyecto del «Gran Oriente Medio» es tan sólo posible con la participación de Turquía. Si este es un verdadero plan, con buenas intenciones para llevar la democracia a la zona, entonces Turquía debe esperar, con mucha ilusión, formar parte de él aunque lo haga con cierta precaución, protegiendo sus intereses y aprendiendo sobre las intenciones, las reglas del juego y más detalles acerca de ello. Otros países de la región deben ser también incluidos. Cerrar por completo las puertas a este proyecto concluirá el juego e contra nuestra, y de este modo no podremos proteger nuestros intereses.

¿Piensa que los pueblos de Oriente Medio que han vivido bajo una dictadura durante largo tiempo puede tener una transición a la democracia con una reclamación que proceda del mismo país? ¿Pronostica usted esto?

Parece ser que es así. Hay demandas de libertad en asuntos como la expresión de ideas, de conciencia, de empleo... Ellos consideran haber alcanzado la mitad del camino en pos de la democracia mediante tales sufragios y elecciones. Alcanzarán un nivel mejor con el tiempo. Si una democracia tan desarrollada como la de algunos países de Europa es reivindicada, esto no ocurrirá de repente, de la noche a la mañana.

Pueden lograr la transición a la democracia como Turquía una vez así lo hizo. No puedo comentar acerca de como se llevó a cabo en Turquía, como era la psicología de la gente entonces, como decidió la opinión pública... pero lo que si sería un error es usar la coacción.

No importa como de favorable podría ser una filosofía, ésta debería ser aplicada por la nación en cuestión. Preparar el terreno para ello, cerrando todas las demás puertas, es interpretado como una prolongación a una clase diferente de dictadura y esto provoca reacciones de todo tipo. De hecho, hay una petición para beneficiarse de los derechos democráticos, pero la gente no sabe como obtenerlo. Algunos utilizan métodos radícales, mientras otros abogan por la administración. Hay sólo unos cuantos que buscan soluciones para el problema tratándolo «con humanidad».

¿Puede Turquía ser un modelo?

Nuestra transición a la democracia se desarrolló hace medio siglo, pero todavía estamos arreglando nuestras grietas y pedazos rotos productos de dicho proceso. Esto es una realidad de la naturaleza humana la cual no podemos ignorar. Y no será fácil establecer una motivación en Oriente Medio. Mi creencia es que la bendición que se manifiesta junto con la democracia es mucho más importante que el sistema en sí mismo. Quizás los dictadores tendrán que transigir y ceder con el fin de protegerse, no enfrentarse a las superpotencias y no combatir contra su propio pueblo. De este modo habrá más oportunidades para ciertos derechos y libertades.

La libertad de pensamiento, conciencia, expresión, empleo, y liberalismo —hasta cierto punto— que respeta al individuo... todo se desarrollará a un nivel más amplio. Llegará un día en el que la gente decidirá su administración. Aunque no parezca tener una total resolución en la consecución de la democracia, tal proceso ha comenzado.

Irán significa para muchos movimientos Islámicos una época importante, un inapreciable modelo o un valioso motivo de inspiración. ¿Qué significa para usted la Revolución en Irán? ¿Predice que exista alguna posibilidad de que Turquía se convierta en otro Irán?

Como en todas las revoluciones, con la que acaeció en Irán se intentó también que fuera exportada a otros países. Ya que esta Revolución tenía una dimensión religiosa, algunas personas devotas en Turquía — a pesar de ser suníes—simpatizaron con dicha causa, contactando con diplomáticos extranjeros de Irán, y marcharon allí a estudiar en sus escuelas. Fue un tipo de un modelo, que se debía en parte a su originalidad. En el pasado fueron los wahabies quiénes hicieron uso de esta originalidad. Nadie puede cuestionar que no fueran influyentes, al contrario, la diversidad de su influencia se extendió desde Egipto hasta Canadá. Pero esta influencia incorporó contenidos rigurosos e inflexibles. Financiado con fondos estatales, abrieron mezquitas, escuelas, centros islámicos en los lugares más apartados del Lejano Oriente. Por otro lado, las escuelas y los centros culturales establecidos por empresarios turcos podrían haber servido como una alternativa seria pero algunas personas en Turquía no lo quisieron. Ojala que el estado turco se hubiese dado cuenta de esto. ¿Por qué no estar en aquellos sitios como una alternativa?, ¿por qué no se puede realizar? Tengo dificultades para entenderlo. Esto significa que algunas personas no piensan nunca y ajustan su modo de pensar solamente en concordancia a la hostilidad, la furia y el odio.

¿Ha tenido éxito Irán al intentar propagar su régimen a otros países?

Irán buscó apoyo exportando el régimen. Quizás el régimen Talibán había soñado de manera similar. Cuando cerraron las escuelas turcas, discutieron, «Este no es el camino correcto. Los problemas se solucionan tal y como lo hacemos nosotros». Son gente intolerante, de mente cerrada, que piensa que todo será solucionado solamente viniendo a la oficina; hablan sin conocer el verdadero problema de la humanidad. De un modo, Irán formuló ciertas cosas nuevas y quiso popularizarlas. No se puede decir que sus esfuerzos hayan sido en balde. Viajé a Australia en 1992 y oí que Irán había enviado allí a cien estudiantes de doctorado tan solo ese año. Vale la pena reflexionar si han enviado a tantas otras personas a cualquier parte del mundo gracias a su propia financiación. Turquía podría haber hecho lo mismo enviando a gente educada bajo la filosofía y la cultura de Turquía a diferentes partes del mundo. Los grupos influyentes o lobby se llevan a cabo enviando a su propia gente que cree en los intereses del país. Otros han ejercido presión no sólo mediante sus embajadores, cónsules o diplomáticos.

¿Cuáles han sido los pros y contras del movimiento Islámico en Irán para los musulmanes?

Había expresado mis pensamientos sobre este en mis sermones: los ayatollahs, quiénes son considerados como mujtahids (un jurista de la ley Islámica), podrían haber llevado a cabo la aproximación con el mundo Sunni eliminando lagunas sin resolver en asuntos que podrían ser considerados como sin importancia y que son libres de interpretar. Así, ciertas antipatías mutuas, incongruentes por cierto, podrían haber sido descartadas y podrían haberse establecido mejores relaciones. Después de la Revolución, Jomeini había ganado una reputación increíble. Tal vez fue algo exagerado. Recuerdo leer un artículo en Al-Mujtama, un diario árabe, que fue publicado para conmemorar su cumpleaños, Jomeini fue alabado tanto por su logro en el movimiento que él comenzó. Este ejemplifica la reputación que ganó entonces, y alguien con este crédito podría haber solucionado muchos problemas que surgieron de cosas insignificantes. Pero no ha sido realizado así.

¿Piensa usted que Jomeini se apartó de una oportunidad para establecer la paz con el mundo sunni?

Hubiera deseado que él apostara por la paz con el mundo sunni. Es en su propio país donde se llevó a cabo la Revolución, por lo que no podemos decir nada al respecto pero el hecho que ellos actuaran en nombre del Islam fue demasiado negativo. Las cosas resultaron de un modo que disgustó tanto que el odio se despertó en los musulmanes del mundo entero. El espacio de actividad para aquellos que sirven a la religión con buenas intenciones ha sido reducido como resultado de esto. Hoy, por todo el mundo la gente afronta problemas cuando se habla en nombre de la religión, o exige sus derechos de vivir el Islam de manera individual o con su familia. El Islam tiene muchos aspectos que se dirigen a la vida social, y estos son muy hermosos. Dichos aspectos no perjudican al estado o sus reglas. Pero aquellos que gozan de las oportunidades para beneficiarse de sus propios intereses y quiénes realmente se preocupan por la estructura del estado, no sólo en Turquía, consideran el más leve movimiento islámico como un segundo Irán. La gente implicada en tal movimiento ha sido llamad mullah, quizás algunos otros fueron llamados incluso Jomeini.

No sé si la Revolución ayudó a su gente en Irán, pero ellos hicieron que otros musulmanes estuvieran siempre bajo sospecha. Hoy todos los musulmanes están bajo vigilancia para ver si tienen similares aspiraciones. Esta sospecha se ha desarrollado desde 11 de septiembre y se ha convertido en una paranoia. La Revolución en Irán ha sido perjudicial para el Islam.

blog comments powered by Disqus