Imprimir

Gülen: «La Democracia debería poseer a su vez una dimensión metafísica»

Escrito por Mehmet Gündem on . Publicado en La Entrevista con Gülen en el periódico Milliyet

Ratio:  / 0
MaloBueno 

Los islamistas radicales, así como algunos laicos, argumentan que el Islam abarca todos los aspectos de la vida. Por esta razón, el Tribunal Constitucional, por ejemplo, demanda que en Turquía no podemos tener un secularismo liberal como en Occidente. Por la misma razón, los islamistas radicales están en contra del laicismo, exigiendo que el Islam abarque también el Estado. ¿Qué es lo que comprende el Islam?, ¿qué es lo que deja esto a los individuos, y a la mente?

La humanidad ha alcanzado un alto nivel de civilización. Hoy en día se garantiza la libertad ideológica, religiosa y de culto de los individuos así como el derecho a la vida en concordancia con que la creencia de alguien es de gran importancia. Otras actitudes podrían haber sido aplicadas en el pasado, durante un cierto período, a fin de establecer el sistema; pero la democracia ha sido adoptada hoy en Turquía. Hace 10 años cuando alguien dijo que «la Democracia es un proceso sin vuelta atrás», fue interrogado por ello (Gülen se refiere a su discurso en 1994 pronunciado durante la apertura de la Fundación de Periodistas y Escritores). Mientras que ahora, cada uno habla acerca de la democracia de una u otra manera, así que algunas soluciones pueden ser encontradas dentro del concepto de democracia.

¿Y qué tiene que decir acerca de «El Islam engloba todos los aspectos de la vida?

Tales oposiciones no pueden ser superadas debido a las severas actitudes que existen. La delicadez y sutileza por parte de un bando apaciguará al otro también. Pienso que existe una preocupación respecto a que el proceso de adhesión a la Unión Europea podría ser usado como un medio para vivir el Islam en su totalidad. Este da lugar a una tensión adicional.

¿Cómo puede una persona que cree que la religión abarca todos los aspectos de la vida lograr comportarse con discreción en lo que atañe a ciertas cuestiones?

La religión es vida, y esta perdure mientras sea vivida. Por ejemplo, los puntos esenciales de la religión, que llamamos muhkamat (los fundamentos), tienen una prioridad y nadie puede comprometerlos. En segundo lugar, a un musulmán le debería ser permitido observar los mandamientos del Corán y la Sunnah lo cual está relacionado con la vida del individuo o la familia del modo en el que ellos los entienden. Para estos musulmanes la vida no debería ser subyugada por medio de limitaciones. Por otra parte, aquellos que tratan de vivir como un musulmán deberían ejercer un máximo esfuerzo para no confundir ciertas cuestiones.

¿Qué tipo de confusión?

Las cosas que tienen un papel secundario en la religión han sido hechas parecer pilares fundamentales, cuando no lo son. Por ejemplo, los rezos diarios y el ayuno durante el mes de Ramadán son dos de los fundamentos de la religión que son observados individualmente. Aquellos que parecen estar en los extremos, quiénes se oponen al secularismo, tienen que examinar su sensibilidad en la observación de los preceptos individuales y familiares de la religión. ¿Podemos realmente observarlos a un nivel ideal? Si nos saltáramos uno de los rezos diarios, o no ayunáramos un día, entonces deberíamos pensar primero antes de que planteemos otras reclamaciones así como avergonzarnos ante Dios. Estas son cosas que no pueden ser comprometidas. Aquellos que descuidan de los puntos esenciales del Islam, como los rezos diarios, dar limosna, ayunar durante el Ramadán, sufren una grave carencia. Aquellos que difaman, o hablan en ausencia de otros (giybat), aun si ellos escriben en representación de los musulmanes, están en un gran error. El Mensajero de Dios dice que giybat es un pecado aún más grave que el adulterio, expresó que la difamación es imperdonable. Si nos encontramos ocupados con tales errores, sería irrespetuoso para la religión discutir acerca de su integridad. Por el amor de Dios, completemos nuestra religión primero en nuestras vidas personales, en la moralidad de nuestros niños y en nuestra vida espiritual e intelectual.

¿Y luego...?

Veamos cual es el resultado de nuestra experiencia personal acerca de vivir la religión de manera integra. Tenemos que salvaguardarnos de la contradicción de estar en conflicto con otros por una religión que todo lo comprende mientras carecemos de dimensión personal en nuestra religión y cometemos pecados capitales. Esta es nuestra falta. Después de llevar a cabo esto podemos decir, «Nuestra conciencia no es leal ya que no podemos observar íntegramente tal o cual mandamiento de nuestra religión. Debe evitar basar sus juicios en posibilidades. Intentemos encontrar una solución permaneciendo dentro de los límites de la piedad».

¿Piensa usted que tal solución puede ser encontrada?

La democracia tiene hoy varias manifestaciones: demócratas cristianos, demócratas sociales, demócratas liberales... ¿Por qué no debería estar allí una democracia que incluye las sensibilidades y los pensamientos islámicos, una democracia que tiene su referencia puesta en el Islam? Somos seres humanos y tenemos ciertas necesidades. Poseemos un sentimiento de eternidad; no queremos desaparecer. No puedo estar satisfecho con nada más que Dios y la vida eterna que Él prometió. Si yo no pensará que hay una vida eterna después de ésta y si supiera que simplemente desaparezco cuando muero, sufriría permanentemente de ansiedad y depresión. Soy capaz de respirar porque tengo un gran sentimiento en pos de la eternidad y en un encuentro con Dios de nuevo. Una democracia humana debería abrazarme con todos mis aspectos y debería ser desarrollada de tal modo que estas necesidades que me pertenecen sean llevadas a cabo.

Usted dice que la democracia debería tener también una dimensión metafísica...

La humanidad debería ser atendida en todos los aspectos. Si la gente necesita de la metafísica, entonces deberían ser proveídos de una guía, mediante la educación, sobre como encontrar dicha necesidad. Ningún área debería ser dejada desatendida; la escuela, la calle, el lugar de rezo, y la familia deberían estrechar las manos de las personas. En una democracia desarrollada, del mismo modo que una persona secular debería ser proveída con la paz en este mundo, otra persona que cree en el Más Allá debería serle dada también la oportunidad de experimentar dicha creencia. Todo aquel que quiera vivir como los Compañeros debería serle proporcionada esta posibilidad. La democracia está también en un proceso de desarrollo. Por ejemplo, en Turquía se instauró una democracia hace bastante tiempo, pero los criterios de Copenhague nos hicieron conscientes de las dimensiones de nuestra deficiencia. Este proceso se desarrollará en la perfección a tiempo. Los europeos están todavía en un proceso de democratización, y es difícil pretender que ellos hayan alcanzado un nivel perfecto. Creo que un día las circunstancias serán propicias y realizaremos todas nuestras necesidades, espirituales e intelectuales, bajo el paraguas de la democracia, puedo sentir que nos dirigimos en esa dirección. Creo que a la tensión entre los laicistas e Islamistas—términos que nunca me han gustado — se atenuará. Se da por supuesto que la gente educada se protege de falsos miedos que provienen de sospechas y han de ser comprensivos el uno con el otro.

¿Ambas partes...?

Ambas partes.

¿De que manera la religión necesita al Estado, y el Estado necesita a la religión?

La gente necesita la protección y los servicios del Estado para circunstancias apropiadas de modo que puedan vivir su religión con seguridad y que se sientan ellos mismos en paz. El Estado, por otra parte, necesita del poder invencible de la religión para ayudar a los individuos a alcanzar la perfección, poner orden en las familias y la sociedad en general, dirigir la conciencia y abrir las puertas al corazón, previniendo así de muchos males. El Estado tiene que ser apoyado por este poder, que es conseguido con una educación de calidad en la religión. Los seres humanos no son sólo criaturas de este mundo; poseemos muchos rasgos espirituales y místicos y no nos es posible obtener las cualidades que necesitamos mediante el acercamiento secular. Esto es posible por medio de la religión. Cuando un niño ha perdido a un hermano o un amigo, ¿que es lo que le dice una persona que cree en Dios y en el Más Allá al niño?; ¿y cuál será la explicación de una persona que es atea? El consuelo que es proporcionado por la religión nunca podrá ser proporcionado por ninguna ley u orden. Este poder de la religión es algo de lo que deberíamos beneficiarnos. La manera más eficiente de proteger a la juventud de las drogas, el terrorismo, el satanismo, y muchos otros falsos caminos, es educarlos con la creencia en Dios y dejarles saber que un día les serán pedidas responsabilidades de todo lo que ellos han hecho. Es obvio que el orden público no es de ninguna manera suficiente. El orden público debería ser en definitiva medidas disuasorias, la educación es más importante que todo lo demás. La religión desempeña un papel significativo en la educación.

Muchas personas piensan por otra parte, que ésta está en contra del laicismo

Sí, pero repetiré de nuevo que la religión es muy importante en la educación. Solamente en este punto, me gustaría declarar algo que está indirectamente relacionado con este: el general Kenan Evren ha sido criticado para obstruir la democracia y por muchas otras cosas. Pero él hizo una cosa de gran utilidad cuando los cursos de religión optativos pasaron a ser obligatorios. Gracias a su política, gran parte de la juventud ha aprendido acerca de su religión. Dios lo sabe mejor, pero en mi opinión esto es un servicio de tal índole que aun si él no hiciera ninguna otra buena acción, esto podría bastar para salvarlo en el Más Allá y le pueda ser concedido el Paraíso.

Nuestros estadistas no deberían ignorar la importancia de la religión en la educación. Por otra parte, sería muy difícil prevenir delitos cometidos por drogadictos o atracadores (Nota del traductor: en los últimos tiempos Turquía ha sido recientemente sacudida por un brote de robos, violaciones y otros delitos cometidos por drogadictos, sobre todo aquellos son adictos a esnifar pegamento). Sólo el miedo a Dios puede pararlos. Hay también muchos enfermos, mutilados, y viejos que están a punto de morir. La muerte aparece justo delante de sus ojos cada día. ¿Qué otro cosa puede ayudarles sino la creencia en el Más Allá, que puede aliviar la angustia en su alma? Por vía de la utilización de este poder invencible de la religión, los individuos puede alcanzar un nivel espiritual, y este facilitará asegurar la seguridad y la orden. Esto no significa que cuando se enseña la religión no habrá ninguna necesidad de ley, orden, justicia, policía, o tribunales. Estos serán todavía necesarios, pero el número de la gente que cause a problemas será mucho menor. Asumo que una mayoría estaría de acuerdo conmigo en esta cuestión.

blog comments powered by Disqus