Imprimir

«Un Movimiento que origina sus propios modelos»

Escrito por Mehmet Gündem on . Publicado en La Entrevista con Gülen en el periódico Milliyet

Ratio:  / 0
MaloBueno 

La institución en la que usted toma parte ha sido designada por algunos como jamaat (congregación, comunidad religiosa), mientras que otros lo ven como tariqat (orden religiosa). Usted lo llama «un Movimiento que Origina sus Propios Modelos». ¿Por qué emplea usted movimiento y no jamaat ?

A las cosas debemos nombrarlas con su verdadero nombre. Encuentro más conveniente llamarlo un movimiento. Puede ser también nombrado jamiyyat (sociedad, comunidad), jamaat, o una organización civil no gubernamental. Pero el termino sociedad hace alusión a organizaciones con estatutos legales y normas, mientras que comunidad religiosa, por otra parte, se refiere a un grupo de la gente reunida alrededor de una idea propuesta por una persona, que también tiene ciertas reglas características de sí misma. De hecho, no veo nada malo llamándolo jamaat. De la misma manera que una congregación se reúne con motivo del hayy o en una mezquita, la gente puede formar grupos alrededor de un sentimiento o un pensamiento, a condición de que este se encuentre dentro del marco establecido por el Islam.

Unos identificaron este grupo como una organización civil no gubernamental, siendo aceptada esta definición también por parte de investigadores en el exterior de Turquía. Pero, para mí, esto no se ajusta realmente a aquella definición. Examinando qué es realmente este movimiento, puedo apreciar que algunas ideas propuestas hace tiempo han sido ampliamente reconocidas por el pueblo turco que se une a través de esferas cuya amplitud es inmensurable , no sólo por mi mismo, sino por cualquier persona. Ellos se han reunido debido a cuestiones que, son consideradas necesarias o útiles, y llegan a comprender el espíritu de acción que es requerido.

¿Qué tipo de cuestiones son estas?

Las actividades educativas, por ejemplo, son organizadas por muchas personas que creen que la educación es importante para el futuro del mundo; ellos se apoyan los unos a los otros para este fin, incluso en el caso de no conocerse entre si. Por lo tanto, este fenómeno puede ser también llamado una actividad cultural de conjunto. Todavía encuentro más razones para llamarle « movimiento», quizás como una inspiración de Nurettin Topcu, cuya erudición me ha influido; un movimiento dedicado a establecer nuestros sentimientos y pensamientos así como la filosofía turca en Turquía primero, y luego hacerlo conocer por todo el mundo.

¿Por qué especifica usted «origen de sus propios modelos» en su definición?

Antes, cuando teníamos que dar ejemplos con el fin de animar a la gente y llamar su atención, solíamos referirnos a la Edad de La Felicidad (el tiempo del Profeta Muhammad) o a nuestra historia. Recordarán siempre estas instantáneas con admiración y nuestros ojos se cubrirán de lágrimas siempre que los recordemos. Pero para que algo sea aun más influyente, tiene que originar sus propios modelos. Los Compañeros, los fundadores del Estado de Otomano, así como los héroes de nuestra Guerra de Independencia produjeron sus propios modelos. Por lo tanto, esta estipulación es muy significativa para mí.

Si un movimiento ha comenzado a producir sus propios modelos, y la gente ha comenzado a admirarlo, siguiendo sus pasos, y dedicándose ellos mismos a esta causa, haciéndola su ideal, o si lo han aceptado como mafkura (ideal alto), en palabras de Ziya Gokalp, entonces la persona que parece estar al frente de este movimiento no sería consciente de lo que ocurre la mayor parte del tiempo. La gente haría cosas similares aquí y allí, aun si no supieran nada acerca del otro, porque ellos no tienen ninguna unión orgánica y porque no han sido presentados entre sí. Pero están interconectados, juntos, por las obligaciones de un pensamiento trascendental y un elevado y noble ideal.

¿Hay indicaciones acerca de que este se haya convertido en un modelo?

Creo que se ha convertido en un modelo. Otra gente puede hacer el uso de esta experiencia si así lo quieren. Hay un entendimiento singular/estrafalario en Turquía que no puedo entender en absoluto: No importa cuán hermoso, ideal, racional sea, o cuanta estabilidad una actividad promete, a la persona que realiza esta acción se la considera más importante que la acción en sí misma. Si la persona que tiene que ver — o es acusada — con esta actividad es alguien admirado, entonces es la mayor parte de la veces bien recibida; lamentablemente, si esto fuera al contrario, hasta las actividades más hermosas podrían ser rechazadas.

¿Cómo es percibido este movimiento fuera de Turquía?

No me he encontrado con esta particularidad fuera de Turquía; en caso contrario no sería algo deseable . No ha habido ningún problema en países donde este movimiento ha prosperado, a pesar de que muchos de estos países tienen agencias de inteligencia y espionaje muy sensibles que sospecha acerca de todo, así como que han acaecido muchas provocaciones que han ocurrido tanto en Turquía como en el extranjero.

Incluso muchos países en donde la gente es fervorosamente apegada a su fe, los cuales no permitirían otras creencias que no fueran las suyas han dado la bienvenida a educadores voluntarios, siendo esto la prueba de que son capaces de pensar de manera objetiva y encontrar este servicio útil. Es difícil reivindicar que este movimiento haya sido bienvenido de la misma manera en Turquía.

¿Este período es temporal o conjetural/basado en las conjeturas ?

Puede ser considerado como conjetural , quizás debido a las antipatías sentidas contra algunos de nosotros, o debido a una incorrecta interpretación de algunos de nuestros talantes/maneras . Me gustaría expresar algo subjetivo y personal en este punto: aunque este movimiento haya sido aprobado por un gran numero de personas, con un amplio abanico de ideas y que proceden de muchas partes a lo largo y ancho del mundo, algunas personas en Turquía han seguido oponiéndose a el y se comportarse severamente. Entonces me dije a mí mismo, quizás cien veces: «O mi Señor, si esta antipatía contra este movimiento que propaga al mundo el nombre, la lengua, y la cultura de la nación turca es debido a mi persona, toma mi vida, pero no permitas que el daño le acaezca a este movimiento». Nunca he tenido otra aspiración que no sea servir a mi nación, religión, y el modo en que vivimos nuestra fe.

Sentí que era necesario hacer esta declaración, porque si este movimiento está siendo aprobado como racional y aceptable por un amplio número de opiniones— a veces hasta contrarias —en el resto del mundo y si es sólo rechazado en un lugar, entonces tenemos que sacar en limpio dicha contradicción, analizando a los que nos rechazan, o a nosotros mismos.

La indagación en los otros puede ampliar la amplitud del cuestionamiento acerca de que puede conducir a su-i zan (pensar con malicia acerca de los demás). La autocontabilidad es más apropiada de un creyente. Si nosotros somos malentendidos y percibidos diferentemente debido a nuestras propias faltas, entonces somos los culpables. « ¿Por qué algunas personas sienten antipatía hacia nosotros?» deberíamos preguntarnos y reconsiderar nuestras maneras y conducta. No quiero acusar a alguien, prefiero decir, «Quizás, nos hemos equivocado en nuestro estilo».

¿Qué quiere decir cuándo usted indica esto?

Podemos habernos equivocado de varias maneras, por ejemplo, podemos haber dado la impresión de que en este movimiento todo se basa en la religión y nada más. Quizás, algunas otras personas podrían haberse sentido molestas por nuestros pensamientos sobre «la nación turca». Estas perturbaciones fueron reveladas durante aquella tormenta de junio (Gülen se refiere a la irrupción de confabulaciones en su contra que se sacaron a la luz en la prensa, en el verano 1999). Algunos individuos, que ocupan posiciones importantes, proclamaron al unísono acerca de este asunto — aunque ellos parecieran compartir opiniones contrarias — « ¿Como se atreve a extender al mundo el pan-turquismo o Pan-islamismo ?»

Esta gente también indujo conceptos equivocados en las mentes de los servicios de inteligencia de otros países, quizás hasta pasando por encima de ciertas instituciones estatales, y enviando ciertos mensajes al otro lado . Más tarde pensamos que «no les hemos informado suficientemente acerca de nosotros; deberíamos permanecer más cerca y estrechar relaciones y dilucidar nuestras ideas». El proceso de diálogo estuvo relacionado con esto, hasta cierto punto. Pero, las manos que a algunas personas les extendimos en señal de saludo permanecieron vacías, algunos no nos concedieron ni siquiera una encuentro, otros anularon la reunión aunque nos habían prometido recibirnos. Encuentro difícil entenderles, pero esta es la naturaleza humana. Sean creyentes o no, acepten la religión o la rechacen, alguien puede verse implicado/enredado en algunas asuntos.

Franqueamos un período de tolerancia y progresismo, como en Occidente con la Ilustración , en donde fue experimentada, la mayor de las severidades, la hostilidad, y la intolerancia; mataron a la gente en la guillotina o quemados en las hogueras. Estas tormentas fueron sometidas determinando los campos de actividad e ilustración. Creo que las verdades serán un día reveladas en Turquía, también. Puedo decir incluso que este proceso ha comenzado.

Hoy, este movimiento está siendo apreciado por una mayoría de los personajes que componen loa élite de la sociedad. Algunos otros, por otra parte, dicen, «todo está bien, pero deseo que tal y tal gente no estuviese detrás de ellos».

Las actividades que desarrollan son admiradas, pero aquellos que las realizan no son; ¿es esto así?

Una idea puede ser propuesta por cierta gente, pero lo que es más importante es su aceptación en la comunidad. Una vez que una idea sea aceptada nadie prestará ninguna atención a quién está detrás de ello. Nuestra nación había adoptado la idea de expulsar al enemigo de la patria durante la Guerra de Independencia pero aquellas personas en Estambul no sabían nada sobre Antep, Urfa, Maras, o hasta Bandirma y Balikesir, aunque estuvieran tan cercanas en algunos casos.

La gente en aquellas ciudades trataba de hacer ciertas cosas para alcanzar su objetivo y luego Estambul quiso ser más tarde una parte de ello. Muchos eruditos han aceptado que la administración en Ankara organizó este movimiento, que había comenzado ya entre las bases y continuaba. Del mismo modo, el movimiento del que hablamos hoy ha sido adoptado por la sociedad y se ha hecho parte de su propiedad; la gente no son conscientes los unos de los otros, pero están implicados en una cierta actividad.

Lo que es el más significativo sobre esta idea es su aceptación por la nación. No habría sido aceptado si no hubiera sido considerado como útil y recto, y ningún movimiento de voluntarios habría sido creado. Esto no tendría sus propios modelos. Los movimientos sin sus propios modelos no pueden durar por mucho tiempo.

blog comments powered by Disqus