Imprimir

La Teoría de Huntington sobre «El Choque de Civilizaciones» y el Movimiento Gülen

Escrito por Mehmet Gündem on . Publicado en La Entrevista con Gülen en el periódico Milliyet

Ratio:  / 0
MaloBueno 

¿Cómo se gana usted la vida?

Muchas veces he rezado: «Oh Dios, no nos concedas a mí o a mis hermanos y hermanas la riqueza en este mundo », y mi Señor ha escuchado y aceptado mis rezos. Desde luego que no nacimos en un páramo inhóspito, había cosas que Dios nos había concedido. Mis hermanos trabajaban en una imprenta que heredaron de mi padre y ésta duró durante alrededor de 55-60 años, pero ahora ellos ganan la vida en otra parte como trabajadores. Hay un dicho árabe que describe su situación —financiera— «como la cola de un camello, ni alargada, ni recortada». No estoy preocupado sobre esto en absoluto, Le doy gracias a Dios. Les digo «Vivid así con vuestros niños, y morid así. Ésta, vuestra condición representa la buena reputación de nuestro servicio para Dios».

¿Por qué necesita usted tal rezo?

Por la gracia de Dios, la gente confía en nosotros. Cuando les motivamos para que den limosna, la dan como consecuencia de su confianza. Si hubiese habido una pequeña evasión, si en algún lugar se hubiese dado un poco más de lo que era necesario, su confianza habría sido trastornada.

Mire, me siento obligado a revelar estas cosas para aquellos que son muy inquisitivos acerca de este asunto. Si no, no le contaría estas cosas: no tuve una cama hasta que cumplí los 55 años. Extendía una manta sobre mí, y dormía sobre una sencilla estera. Pasé mi vida pobremente y con escasez, pero no puedo continuar debido a mi neuropatía. Soy sólo capaz de yacer sobre mi lado derecho. Cuando estoy acostado boca arriba o sobre mi lado izquierdo siento una enorme presión en mi corazón. Cuando esto comenzó a ocurrirme, mis amigos me compraron una cama.

Otra cosa por la que la gente siente curiosidad es, ¿cómo puede una persona que lleva una vida tan pobre arreglárselas en un país tan caro como los EE. UU?

Haciendo una excepción con usted, me gustaría decir que aquellos que no pueden tolerar tales cosas, como la gente que pregunta acerca de este tema, tienen intenciones diferentes. Nunca he preguntado tales cuestiones a cualquiera de las personas que realiza tales afirmaciones acerca de mí. Un hombre soltero como yo, que padece diabetes, que ingiere 1.200 calorías al día, que no puede digerir comidas pesadas y que sobre todo, encuentra sus necesidades nutritivas satisfechas con yogur y sopa, puede arreglárselas perfectamente con 500 dólares al mes en los EE. UU. Encuentro la actitud de aquellos que quieren difamarme con tales dudas sumamente indecorosa e impropia.

No quise decir estas cosas, porque hubiera deseado tener los medios de vida suficientes para que no tuviera que recibir dinero a cambio de los derechos de autor de aquellos libros. Mis amigos me lo envían para ayudarme a vivir aquí, de mala gana lo acepto y sólo lo uso para gastos obligatorios. Por otra parte, yo no sería capaz de estar viviendo aquí; nadie tiene ningún derecho a decir nada acerca de mí por estar recibiendo pagos por los derechos de autor de mis libros.

Ha sido preguntado anteriormente, por lo que contestaré claramente aquí: mis amigos -—ya que tengo algunas dolencias graves — guardan una cierta cantidad en un banco, por si acaso, y me envían 30.000 dólares cada año. Como dije antes, afronto mis necesidades ineludibles, y dono al resto a los servicios educacionales, como he recomendado a la gente que así lo hiciera. En cuanto al dinero de los derechos de autor recolectado, pero que no me es enviado, les digo que lo donen a ciertos sitios y a aquellos en necesidad por Dios. No quiero dejar nada atrás, ni siquiera unos centavos, antes de que yo marche de este mundo y sea llevado en presencia de Dios.

¿Piensa usted que hay alguna posibilidad de que la teoría de Huntington ,«El choque de civilizaciones», se haga realidad?

De hecho, las ideas que constituyen la base de la teoría de Huntington habían sido expresadas por otros también, pero cuando fue sugerido de nuevo en una modo diferente, según el entendimiento y la percepción de nuestro tiempo, comenté, «Si ellos hacen una declaración tan pródigamente impetuosa al principio, algunos tratan probablemente de preparar el terreno para construir civilizaciones, culturas, y los miembros de diferentes religiones entrarán en conflicto entre ellos».

Desde luego, esto fue la primera cosa que se me ocurrió. Tal vez ellos no serán capaces de hacerlo, pero si no consideramos que esto podría acontecer, que hay individuos que quieren que ocurra, y así formar islas blancas sobre la Tierra que podemos llamar «las islas de la paz», entonces la humanidad se ahogará un día entre intensos acontecimientos, como olas gigantescas que se estrellan en el océano.

¿Qué se encuentra en el horizonte de este movimiento?

Todos están preocupados hasta cierto punto por un conflicto mundial. Cuando el tema es examinado desde el punto de vista de sociólogos y psico-sociólogos, el panorama aparece oscuro. Están aquellos que constantemente abren viejas heridas, aquellos que quieren hacer que la gente se enfrente los unos con los otros. Si los seguidores de diferentes religiones y creencias siguen viéndose el uno al otro con la misma consideración que ahora, no podemos decirlo con total seguridad, pero parece ser posible que tal choque suceda. Como seres humanos, deberíamos tratar de encontrar una solución a este problema.

Tenemos que encontrar soluciones que sepultarán las causas de la lucha en la tierra tan profundamente como sea posible, amontonar piedras sobre ellas tanto como sea posible, haciéndolo imposible para que puedan levantarse otra vez; tenemos que enfatizar las perspectivas que favorecen la paz y el descanso, soluciones para preparar el terreno al acuerdo y el consenso.

¿Cuál es la situación desde el punto de vista religioso?

En los libros del hadiz (las tradiciones del Profeta), hay narraciones con el tema «kutub al-fitan». Los informes de los acontecimientos que ocurrirán hasta el día del juicio final son encontrados bajo estos argumentos. Con esta clase de noticias, el Mensajero de Dios guió a la gente de aquellos tiempos primero, y luego a nosotros.

Por ejemplo, él pronosticó la conquista de Estambul; pronosticó el descubrimiento del aceite en Taleqan. Tal y como él pronosticó estos hechos, también nos advirtió de algunos horribles y funestos acontecimientos que sucederían. Por ejemplo, él habló de un gran Anticristo que aparecería en el cristianismo. Él indicó a esta persona con el nombre de «Masih Al-Dajjal», un ser que no creerá en Dios y devastará gobiernos y sistemas, así como todo lo que sería originado por su mal.

Unos consideraron que aquellos que aparecieron de entre los Musulmanes y engañaron a la gente hasta llevarlos al esoterismo y el Batinismo (una rama de esoterismo) como dentro del concepto de Dajjal. Al mismo tiempo, otros consideraron Dajjal era representado por el comunismo, ya que hay indicios que hablaban que Dajjal aparecería en el norte. La mayor parte de lo que fue pronosticado se ha hecho realidad ya, y el resto parece probable que ocurra también. En cierta forma, el final hacia el cual el mundo se dirige no parece muy atractivo.

¿No piensa que aquellos que creen en lo que el Profeta ha pronosticado se desesperaran y perderán toda esperanza?

Estas cosas han sido pronosticadas a los musulmanes para que puedan tomar precauciones, no para que pierdan las esperanzas y esperar a los problemas con los que el mundo esta infectado. El mensaje aquí ordena a los creyentes realizar su deber como representantes de la seguridad, la confianza y la paz.

En una ocasión, por ejemplo, el Mensajero de Dios declaró: «el lago de Tabariya se secará, y las siguientes generaciones dirán "solía haber el agua" ». Aquí, el Mensajero de Dios declaró algo por medio de una metáfora, y cuando los expertos en balaghat (el arte del discurso y elocuencia) evalúan correctamente sus declaraciones, descubren aquello de lo que él hablaba. Cuando la gente que recibió educación en teología considera estos acontecimientos, están más preocupados, ya que también consideran los datos que existen en las fuentes religiosas, así como verlo desde el punto de vista de un sociólogo. Por eso consideran combatir la sedición y provocar daños entre la gente como un deber, de la misma manera que un rompeolas combate las olas destructivas.

¿Piensa usted que los esfuerzos del movimiento bastarán para romper aquellas olas?

Como gente de Anatolia que somos, esto es lo mejor que nuestro poder, nuestras oportunidades, y nuestra comprensión así lo permiten. Tal vez hay gente con opiniones más amplias y que pueden llevar a cabo proyectos más importantes; si existe tal gente, y si son capaces de hacer cosas más grandes, déjeles avanzar y que lo hagan. Esto es lo mejor que la gente de Anatolia puede llevar a cabo; esta nación realiza lo mejor, todo lo que esta dentro de sus posibilidades y yo tengo en elevada estima lo que hacen.

blog comments powered by Disqus