El contexto Ecuménico del Patriarca y la política de EE.UU. en Irak

¿Qué diría usted acerca del Seminario Greco-Ortodoxo Halki ubicado en la Isla de Heybeli y de su contexto Ecuménico?

Esta cuestión es un asunto de la política de estado y por lo tanto cada declaración sería interpretada en consecuencia. El Patriarcado Greco-Ortodoxo es una institución abierta. Me encontré con el Patriarca Bartolomeos en numerosas ocasiones. Antes de mi primera reunión con él, informamos a los funcionarios estatales con el fin de preguntar como debería ser realizada nuestra reunión, ya que conocía sus peticiones de ser informados con anterioridad. Pero no entraré en más detalles. Ecuménico (Patriarca universal) es un título para la persona de mayor rango en el patriarcado, desde el día en el que fue establecido. Naturalmente, ellos usan todavía este título. Actúan independientemente y tienen ciertas reclamaciones. En esta línea son considerados por la Embajada estadounidense. En lugar de construir políticas de acuerdo a estas acciones, debemos considerar primero en donde se basan tales reclamaciones. Usted puede aceptar o no que sea llamado «ecuménico», pero así es como han estado empleándolo hasta ahora. Del mismo modo, ya no hay títulos como hocaefendi (en lugar de maestro), vaiz efendi (en lugar de predicador) o muftí efendi pero siguen siendo empleados ya que la gente está acostumbrados a ello. No lo pido, pero nuestra gente me llama como tal, Hoca Efendi, también. Este aspecto de la asunto debería haber sido tenido en cuenta.

¿Cuáles son las intenciones del Patriarca greco-ortodoxo?

Cuando me reuní con él, esgrimía la siguiente exigencia: «Soy un ciudadano turco. Me gustaría que se me diera esta oportunidad, volver a abrir el Seminario, de modo que podamos educar a nuestro personal y enviarles al resto del mundo desde Turquía». Comuniqué dicho mensaje a uno de los antiguos presidentes cuya respuesta fue «Es un hombre inteligente»; quizás pensó de manera diferente. Abogo por devolver inteligencia con razón y conocimiento. Sería beneficioso para Turquía nombrar a sacerdotes que son educados en Turquía, dentro de la cultura turca. Esto se inició con el Sultán otomano Fatih —Mehmet II, el Conquistador— y ha llegado así a nuestros días. Si esto va a ser una solución —reabrir el Seminario— pues que no sea un problema y que se haga... Espero que no se haga oposición a ello tan solo porque lo digo yo... No puedo soportar ninguna posibilidad de desintegración en nuestra nación, aun si fueran tan solo diez personas. No puedo permitirlo. Esto es diferente. Es necesario que se considere y se estime aquello que a Turquía la beneficiará o no. Reaccionar por medio de las emociones, o asociándola a la hostilidad, no es apropiado de la nación turca la cual tiene un maduro, asentado en unos excelentes fundamentos y maravilloso pasado histórico. Por otra parte, si se han quejado a la Unión Europea de Turquía, y les han pedido que apliquen cierta presión sobre la cuestión «ecuménica», sería impropio de su reputación. Pienso que tienen que tratar y negociar con el gobierno turco acerca de sus problemas.

Su permanencia y residencia en los EE.UU. hace que sea motivo de crítica y unos argumentan asociaciones con el proyecto estadounidense del Gran Oriente Medio, la teoría de África del Norte y el Cinturón Verde. Algunos preguntan por qué usted no marchó a Alemania o Francia, mientras otros le ubican mejor en Arabia Saudita diciendo, «Si él es un buen musulmán, ¿por qué no se marcha a estos países, en lugar de quedarse en los EE.UU.?» ¿Por qué los EE.UU.?

Hay cosas que pasaron antes de mi llegada aquí. La primera vez que vine aquí fue en 1997 para que me realizaran una angiografía, y me quedé 2 o 3 meses. El Presidente de ese año, el Sr. Suleyman Demirel, proporcionó referencias y llamó al doctor Murat, en Cleveland, al cual estoy agradecido por su atención y su guía, y él insistió en la operación. Incluso entonces unos dijeron, « ¿por qué América, por qué se queda allí? Seguro que se ha escapado». Sin embargo, cuando regresé no tenía la más mínima fuerza siquiera para retirar el edredón de mi cama. Tomaba la medicación que los médicos me prescribieron. Realizaba ejercicios de rehabilitación o caminaba fuera. Pero mi estado de salud era grave. Esta era la razón por la que vine aquí. El Doctor Sait de la Clínica Mayo, cuyos orígenes son turcos de Crimea, me vio cuando vino a Turquía e insistió en que yo debía venir a los EE.UU. Si tal invitación hubiese venido de Alemania, habría ido allí. Vine a los EE.UU. y el tratamiento comenzó. Unos meses más tarde la conspiración estalló en Turquía. Y tuve que quedarme. Quise marcharme, pero los doctores no me lo permitieron. «Se pone en gran peligro»,

me dijeron. Hay innumerables informes sobre mi salud, algo que es obvio. ¿Por qué habría yo de escaparme, de qué tengo que huir?

Algunos dicen acerca de usted «Tiene un pie en los EE.UU. y otro en Arabia Saudita»

La última vez que fui a Arabia Saudita fue en 1986, por el hajj. No he estado allí durante los últimos veinte años. Si hubiera estado allí, aquella gente lo interpretaría diferentemente, como «ambos pies los tiene allí». Quizás, preguntarían de diferentes maneras. Irán sería un problema peor. Para serle sincero, nunca he tenido ningún contacto con Irán. El gobierno iraní no nos brindo un buen recibimiento a propuestas de actividades conjuntas de origen turco en pos de la educación, la cultura, y el diálogo.

No doy mucho crédito a la posibilidad de que nos darían la bienvenida a mí o mis amigos. Nunca hemos tenido tal pensamiento tampoco. Si yo hubiera ido a Irán, algunas personas dirían entonces acerca de mí, «el ojo y el oído, la mano y el pie de Occidente en Irán». Mientras sus corazones estén corrompidos y tengan cierta imagen acerca de usted, seguirán haciendo tales comentarios. No tenemos la obligación de hacerles callar. Hay libertad de pensamiento y expresión. Si esta libertad es violada, tan sólo sería para nuestro detrimento, algo bastante lejano.

¿Cómo evalúa usted el proceso político en el que los EE.UU. han entrado desde 11 de septiembre?

No tengo la obligación de evaluar los funestos acontecimientos del 11 de septiembre ni sus secuelas, no como los americanos los demás hacen. Las torres gemelas fueron destruidas y otros acontecimientos ocurrieron en ciertos sitios. Estas atrocidades podrían haber sido planeadas y realizadas por autores que habían estimado la reacción estadounidense. Habían planeado lo que seguiría en Afganistán y luego en Irak. Si existe tal gente, realmente concibieron un plan excelente para sus horrendos propósitos y dieron en la diana. Provocaron una serie de atrocidades que ocurrirán a escala global.

Este ha causado problemas que no pueden ser todavía solucionados. Los métodos utilizados para solucionar problemas están siempre cuestionados. Lo que es definitivo es que más problemas surgen.

Por ejemplo, Irak está a punto de desintegrarse. ¿Podría esto ser advertido? ¿Sería suficiente la influencia de Turquía? ¿Significaría algo la reacción de países vecinos? ¿O es así cómo este asunto continuará? Este coloca al Oriente Medio en una situación peligrosa muy serio. Otros países pueden seguirle a Irak. Esto era una excusa en un principio para aquellos que lo habían planeado.

Sin embargo, aún habiendo sucedido, los EE.UU. afrontan ahora un callejón sin salida muy grave.

¿En qué se equivocó los EE.UU.?

Desde muchos puntos de vista. Cuando estaban a punto de tomar medidas, preguntamos a unos académicos turcos con los cuales teníamos relaciones estrechas, transmitir nuestro mensaje (a los funcionarios estadounidenses) que deberían no hacerlo, e informarles sobre nuestras preocupaciones por la integridad territorial de Irak. Respondieron que «no deseaban entender el asunto en perspectiva. Están decididos. Parecen que tienen confianza total en la información que se les ha dado».

Más tarde se ha comprobado que la información de la Agencia Central de Información (CIA) no estaba bastante bien. Esto significa que había gente dentro que quería que ocurrieran cosas así. Quizás esta gente dio dicha información falsa. Un estado gigantesco se ha lanzado a una aventura, como en Vietnam. Aunque dicen que están teniendo éxito y que instaurarán la democracia, se dice más comúnmente que el destino de Irak no está bajo control y aun no pueden calcular como retroceder. Parece que hacen proyectos como si debieran quedarse allí haciendo comenzar una lucha entre diferentes grupos y consolidar su papel como árbitros. ¿Deberían retirarse? ¿O deberían exponer a los musulmanes moderados y matar a los demás? Desde ahora intentan salvar su reputación y hacer realidad sus expectativas.

Si usted hubiera sido capaz de comunicarse con los estadounıdenses antes de la operación militar en Irak, ¿qué les hubiera dicho?

EE.UU. es un país importante en el equilibrio mundial. Hasta ahora, ha sido reconocido por su democracia. Esto no debería haber empañado su reputación de una manera tan fácil. Perdieron su crédito y perdieron su reputación. De ahora en adelante, incluso si siguen utilizando el poder rudimentario, la lógica requeriría que ellos se retiraran. Cuando el poder rudimentario está cuestionado, el razonamiento no puede ser totalmente empleado. Más reuniones con intercambios de ideas positivas deberían haber sido hechas, y haber desarrollado soluciones alternativas. La paz y la integridad dentro de Irak no deberían haber sido injuriadas. Los equilibrios en la región han cambiado. Y si esta situación prevalece habrá más caos. Los equilibrios se han convertido en una desventaja para Turquía y un factor en favor de otros. Irán será más prominente con chiítas en su alianza.

¿Turquía es consciente de este equilibrio?

No pienso que lo sean completamente. Hay Zaydis en Yemen quiénes están a favor de Ali. Todos los equilibrios que están comprendidos desde Oriente Medio y Yemen y hasta el interior de África se han cambiado. Turquía debería darse cuenta de esta situación.

¿Cuál es la importancia de Irak?

Después de Turquía, Irak se destaca como el Everest. Cuando lo miras desde allí, puedes ver las estepas de Asia bajo tus pies. Parece a un lugar celestial. Hulagu no estableció su tienda de campaña allí en vano. Los Abbasies se quedaron allí a partir del segundo siglo (después de la Hégira) antes de que transmitieran el califato a Yavuz (Selim I). Zangis, Selyucidas, Ilkhanids, Karakhanlis y los Omeyas sabían de la importancia de la región. El control de Oriente Medio y el Lejano Oriente puede ser manejado desde allí. Los proyectos de hoy se dirigen al dominio tanto en la región como en el Lejano Oriente. Las presentes consecuencias no han resultado ser a su favor. Los sunnies nunca quisieron esto a pesar de la severa violencia de la dictadura de Saddam. Lamento que no se derrocara tan solo a Saddam y que la integridad no fuera asegurada mediante la acción conjunta del pueblo iraquí de origen sunni, chiíta, kurdo y turcomano. Por vías de una administración tan moderada, la reputación no sería dañada. Ellos serían considerados como un apóstol de la democracia, en el verdadero sentido de la palabra y admirados en Oriente Medio. Muchos diversos errores han sido cometidos. Es muy difícil que de ahora en adelante se le diga a la gente de la región que hay intenciones favorables.

Pin It
  • Creado el
Copyright © 2020 El Sitio Web de Fethullah Gülen. Todos los derechos reservados.
fgulen.com es el sitio web oficial del célebre erudito y pensador turco Fethullah Gülen.