El Fundamentalismo y los Temores Infundados

En Turquía, este movimiento es percibido de dos maneras bien distintas: aquellos que lo consideran como una bendición de la que están orgullosos y que lo consideran peligroso en todos los aspectos. Los que comporten la segunda opinión dicen que «todo está bien, es moderno y parece estar dentro de los límites de la democracia, pero en el análisis final se revela como una República Islámica».

Aydin Bolak (un antiguo parlamentario) comparó las características de este movimiento con las del Milli Mücadele ( la Guerra de la Independencia turca después de la Primera Guerra Mundial). En realidad, Turquía no se encuentra en las mismas circunstancias que durante la época de Milli Mücadele ), pero cuando observamos a los participantes de ambos movimientos, apreciamos que tienen innumerables voluntarios; la diferencia podría basarse en que los voluntarios de hoy en día se esfuerzan por hacer algo en beneficio de toda la humanidad — ya que durante la Guerra de la Independencia sólo fuimos capaces de luchar a favor de Turquía.

Con respecto a la comparación de Aydin Bolak me gustaría mencionar algo más allá de la dimensión de este asunto: no entiendo por qué «vuestro primer objetivo es el Mediterráneo», que se pronunció durante la Guerra de la Independencia subsiste , pero derivada en «vuestro último objetivo es el Mediterráneo»; en cambio, esta frase podría ser derivarse , así mismo en, «y después el mundo entero» para iluminarlo con la ciencia y el aprendizaje, para hacer conocer nuestra cultura y compartir nuestros frutos de provecho nacionales con el resto del mundo.

Atacar las fronteras políticas y geográficas nunca debe ser un objetivo, no se debe anhelar la posesión de los territorios de otras naciones, sin embargo lo que se espera de una magnífica nación es que presente su cultura al mundo y comparta sus aspectos útiles con el resto de las naciones.

¿Y aquellos que tienen sospechas?

Un grupo marginal en Turquía vive con sus temores infundados, y perciben este movimiento de la misma manera. Su situación actual es lo que más les molesta, más que nadie; no pueden dejar de pensar « ¿qué puede ocurrir mañana?» No va a ocurrir nada, mañana es miércoles, y después vendrá el jueves y el viernes, y nada cambiará.

Si esa gente elabora sus juicios basándose en las posibilidades, sufren de una angustia patética e impiden servicios benévolos basándose en tales «posibilidades», entonces, de ese modo, dañarán el futuro de la nación turca, así como el resto de naciones del mundo entero. Estos voluntarios poseen cosas buenas que decir al mundo, y no deben ser destruidos. De la misma manera, algunos pueden decir «Ustedes etiquetan a estas actividades «panturquismo», «panislamismo» o «una república religiosa» porque las consideran relacionadas con la nación turca y surgidas de la religión, pero ¿qué pasará si les acusan del mismo modo a ustedes de desear establecer «una república de la incredulidad» o panincredulidad ?

Esto también es una posibilidad y pueden ser acusados de ello, como en otros modelos acaecidos en el mundo. Los juicios no deben estar basados en las probabilidades. El mundo no puede permitirse caer en otro caos llevado por la incredulidad y el ateísmo, que se vio en cierto modo durante la Segunda Guerra Mundial.

Déjeme explicarlo un poco más: si no podemos asegurar el apoyo del exterior para los grupos de voluntarios, sería imposible para Turquía seguir en pie, aislada de un mundo globalizado. Esto no sólo es válido para Turquía, sino para todos los países, ningún país puede sostenerse tan solo por sí mismo. Turquía necesita el apoyo desde las estepas asiáticas de Asia Central y el Lejano Oriente.

En una ceremonia de graduación de una escuela turca en San Petersburgo el entrevistador preguntó a un estudiante ruso: ¿Cuándo seas mayor y alcances una posición establecida, qué será lo primero que vas a hacer? Cuando escuché la respuesta del muchacho «quiero ayudar a la nación turca», no pude evitar derramar las lágrimas.

Imaginad a tantas personas, desde África hasta Europa, desde los Balcanes quizás incluso hasta América que crecen con un amor hacía los turcos. A lo mejor tenían hasta ahora opiniones distintas acerca de nosotros, pero esto ha cambiado.

¿Qué denota irtiya (fundamentalismo) para usted?

El término atraso tiene un tono insultante muy claro, por lo tanto su equivalente en árabe, «irtiya», ha sido preferido (para fundamentalismo) que significa «devolver, llevar a la gente a un punto de retorno». El atraso no corresponde realmente a irtiya ; la forma conjugada del verbo alude a que la acción se ha hecho la naturaleza de quien la realiza. Por lo tanto, irtiya significa hacer de la naturaleza de una persona todo lo necesario para llevar a la gente a un punto de retorno.

No sería correcto atribuir esta palabra con tal matiz a nadie que se esfuerza en nombre del Islam. Ni los fieles que van a las mezquitas, ni los seguidores de la tradición Sufi ni los que trabajan en memoria de Allah en las reuniones de derviches se oponen a la ciencia ni a la tecnología; no están en contra de las bendiciones de la democracia ni la república. Por lo menos, yo nunca conocí a ninguno. Sin embargo, para alejar a la gente de ellos, para hacer ver a los musulmanes como demonios y derrotarlos fácilmente, se les atribuyen tales asociaciones como «partidarios de esto y aquello» o «irtiyaci».

¿Pretende decir que no hay irtiya en Turquía?

Perdóneme, pero esto es demagogia. Cuando yo era pequeño, solían asustarnos con algunas palabras que creíamos que estaban llamando a los espíritus: «pan caliente, mantequilla fresca; venid y corred por su garganta»; nos asustaban con que iba a venir algo similar a un diablo y para protegernos de ello nos cubríamos con el edredón; así nos hacían dormir. Más tarde me di cuenta de que estas palabras sólo significaban «pan caliente y mantequilla fresca» y nada más. Pienso que simplemente utilizando algunas palabras crearon imágenes espantosas en nuestras mentes.

¿Quién arrastró a la gente al atraso hace uno o dos siglos? Pienso que los musulmanes, sobre todo los intelectuales musulmanes, tienen una visión mucho más liberal que otros grupos; sus ideas acerca de la democracia y la república son más sanas y coherentes. Hemos observado muy recientemente algunos esfuerzos realizados para incorporarnos a la Unión Europea , el mantenimiento de las relaciones con los EE.UU. y el establecimiento de contactos con Rusia, la India , y China para aumentar nuestro prestigio, ya que no es suficiente tener relaciones con sólo uno de ellos.

Algunos supuestos grupos islámicos aparecen en las calles justo en los momentos críticos.

No debemos olvidar las organizaciones y las provocaciones internacionales; hay algunos grupos cuyo objetivo es empañar la imagen del Islam y enfrentar a ciertos grupos o naciones. Estoy convencido de que aquellos que matan a las personas y usan a la gente como suicidas con bombas adosadas a su cuerpo ya no tienen ningún atributo musulmán. Aquellos parecen encontrarse al frente están siendo manipulados por otras personas.

¿Como en el caso de Hezbollah?

Sí. No quiero mencionar nombres, pero algunos de las personas que parecen estar a la cabeza de uno de estos supuestos grupos islámicos no son ni turcos ni musulmanes en su partida de nacimiento. Nunca creí que hacían cosas por el Islam. Estoy convencido de que son solamente jugadores. Algunas personas y organizaciones que actúan bajo nombres y títulos derivados de palabras como «Allah, Islam y religión» de una u otra manera, han sido empujados a lugares preponderantes por otros siendo utilizados contra los musulmanes. Ellos han sido manipulados y a lo mejor algunos asesinados también, con el fin de prevenir cualquiera filtración de información.

¿Y aquellos que hicieron zikr (una forma religiosa de canto) en las calles?

Aquellas interpretaciones pretendían difamar a la gente que recuerda sinceramente a Allah. Y lamentablemente algunas personas fueron manipuladas por este motivo.

¿Usted cree que los intelectuales pueden entender y definir este movimiento?

Tengo puestas grandes esperanzas en ellos. No creo que permanezcan cerrados a este movimiento para siempre. Un intelectual no es sólo el que sabe, sino también el que puede comunicar libremente sus ideas y creencias. Aunque algunos reclaman que hay sólo unos pocos intelectuales en Turquía, yo creo que son suficientes para servir de guías a la sociedad y la mayoría de ellos pronto entenderán este movimiento.

Una característica de ser un intelectual es ser razonable y justo. Por ejemplo, Emile Zola es un gran ejemplo de ello con el papel que tuvo en la reapertura del caso Dreyfus. Existe gente como Zola que gritará la verdad; lo que se espera de nosotros es usar las oportunidades de comentarles sobre las actividades. No recuerdo a nadie que se hubiera opuesto a estas actividades educativas después de verlas en persona. Al contrario, después de sus visitas, expresan abiertamente que no hay nada de qué preocuparse acerca de estas escuelas contribuyendo a la imagen pública de Turquía.

Puede que algunas personas abrumadas con el odio y la furia digan: «Si Turquía será conocida a través de vosotros, que permanezca desconocida»; yo no les doy mucha importancia. Es más importante lo que piensan aquellos que visitan las escuelas y las investigan en sus lugares respectivos. No he oído a nadie que no hubiera cambiado de opinión después de su visita. Algunos de ellos decían en la tele: «Nos hizo llorar ver nuestra bandera ondeando en el cielo y escuchar nuestro himno en un país tan lejano que ha mantenido la distancia con nosotros hasta ahora». Me emociono mucho cuando escucho estos comentarios.

Estas actividades no pueden ser difamadas con impropias reclamaciones como «En realidad se quiere establecer una dictadura religiosa mundial». Si hay algo aceptado por la nación, entonces hay que respetar estas emociones. ¿Es correcto difamar los sinceros esfuerzos de una nación? ¿Cómo se puede reclamar tal dictadura sin ninguna prueba en la mano? ¿Quién y dónde lo dijo? ¿Si esa gente hubiera tenido tales intenciones, no habrían sido reveladas alguna vez por descuido? ¿Ustedes consideran a esa gente como genios que pueden gobernar el mundo entero? Aunque lo fueran ¿no filtrarían lo que llevan dentro? Estas reclamaciones no me parecen lógicas.

Ellos quieren aprisionar, encarcelar todo este movimiento debido a los individuos que ven detrás de ello. Una vez alguien dijo de manera abierta: «Ojala no estuviera toda esa gente religiosa detrás de este movimiento». Déjeme hablar más claro: Sería una falta de respeto y una demostración de arrogancia si me apropiara este movimiento. No sería capaz de apropiarme ni de tan siquiera una millonésima parte de este movimiento. Hasta algunos dicen: «Ojala no estuviera este despreciable hombre, sin valor, que es un supuesto imán, detrás de este movimiento». No es un imán el que se encuentra detrás de ello, sino una nación con innumerables leyendas heroicas. Por lo tanto, no se puede luchar contra este movimiento, puesto que nadie puede vencer a toda una nación.

Pin It
  • Creado el
Copyright © 2020 El Sitio Web de Fethullah Gülen. Todos los derechos reservados.
fgulen.com es el sitio web oficial del célebre erudito y pensador turco Fethullah Gülen.