Comunicado a Propósito de los Ataques Terroristas del 11 de Septiembre

Me gustaría especificar que todo tipo de actividad terrorista, independientemente del autor o del propósito, es el golpe más terrible contra la paz, la democracia y el género humano. Esta es la razón de que nadie –y por supuesto, ningún musulmán− apruebe los actos terroristas. El terror no tiene lugar en la búsqueda de la independencia o la salvación. Pone fin a las vidas de personas inocentes.

A pesar de que, según una primera impresión, estos actos parecen causar daño al objetivo, todos los actos terroristas acaban haciendo más daño a los terroristas y a sus partidarios. Este último ataque, que es extremadamente sangriento y merecedor de toda condena, es mucho más que un ataque contra los Estados Unidos de América: es una agresión contra la paz mundial y contra los valores universales humanos y democráticos. Los que han perpetrado esta atrocidad pueden ser considerados como las personas más crueles que existen en el mundo.

Permitidme por favor que os asegure que el Islam no aprueba el terrorismo en ninguna de sus facetas. El terrorismo no puede ser utilizado para conseguir un objetivo islámico. Un terrorista no puede ser musulmán y un musulmán de verdad no puede ser terrorista. El Islam exige paz y el Corán exige que el musulmán auténtico sea un símbolo de paz y se esfuerce en apoyar los derechos humanos fundamentales. Si una barca transporta a nueve asesinos y un inocente, el Islam no permite que se hunda la barca para castigar a los nueve asesinos; al hacerlo se estarían violando los derechos de una persona inocente.

El Islam respeta todos los derechos individuales y afirma con toda claridad que no pueden ser violados, por mucho que al hacerlo se beneficiase a la comunidad. El Corán declara que quien pone fin a una vida de forma injusta es como si matase a todo el género humano y quien salva una vida es como si salvase las vidas de toda la humanidad. Por otra parte, el profeta Muhammad declaró que el musulmán es una persona que no daña a nadie con las manos ni con la lengua.

Yo condeno con toda firmeza este último ataque terrorista contra los Estados Unidos. No merece más que censura y desprecio y debe ser condenado por todas las personas de este mundo. Y pido que haya serenidad y mesura. Antes de que los líderes y el pueblo americano respondan a este asalto aborrecible con un dolor y una ira justificada, permítaseme decir por favor que deben comprender la razón de tan terrible acontecimiento para poder evitar tragedias similares en el futuro. Deben comprender también que causar daño a masas inocentes para castigar a unos pocos culpables no producirá beneficio alguno; lo que harán estas acciones será fortalecer a los terroristas al alimentar todo tipo de resentimiento y con ello producir más terroristas y más violencia. Recordemos que los terroristas representan una minoría extremadamente pequeña en cualquier sociedad o religión. Tratemos de comprendernos mejor, puesto que sólo gracias al respeto y al entendimiento mutuo lograremos detener esta violencia en el futuro.

Siento el dolor del pueblo americano en lo más profundo de mi corazón, y puedo asegurar que pido por las víctimas a Dios Todopoderoso y rezo para que Él conceda a sus seres queridos y a todos los americanos la paciencia necesaria para soportar su dolor.

Y me gustaría aprovechar esta oportunidad para enviar de nuevo mis saludos a todo el mundo.

* El señor Fethulllah Gülen redactó este comunicado justo después de los ataques terroristas del 11 de septiembre con el fin de condenarlos, lo mismo que con cualquier otro ataque terrorista.
Pin It
  • Creado el
Copyright © 2020 El Sitio Web de Fethullah Gülen. Todos los derechos reservados.
fgulen.com es el sitio web oficial del célebre erudito y pensador turco Fethullah Gülen.