Inbisat (Expansión)

Inbisat (Expansión)

Con el significado literal de crecer en longitud y profundidad, de propagarse y expandirse, los sufíes utilizan inbisat para referirse al reposo del corazón, dentro de lo permitido por la Shari’a, que les posibilita abarcar a los demás y agradarles con palabras amables y una conducta placentera. En el contexto de las relaciones de la persona con Dios Todopoderoso, denota un estado espiritual que combina el temor y la esperanza. Los que han alcanzado este estado, se ven sobrecogidos al estar en la Presencia de Dios, al tiempo que se sienten alborozados por la brisas de deleite y alegría que soplan en Su Presencia. Están sobrecogidos al inhalar y experimentan placer al exhalar.

Como se ha indicado en la breve descripción anterior, la expansión puede tener dos aspectos: nuestra relación con lo creado y nuestra relación con el Creador.

En lo que respecta a nuestra relación con lo creado, expansión significa que, siempre que tengamos cuidado de nuestra conexión con Dios, la Verdad Absoluta, vivimos en nuestra comunidad como uno más entre la gente, siendo francos y respetando a todo el mundo; y que hablamos a la gente conforme a su nivel de comprensión.

El más noble de los Profetas, la paz y las bendiciones sean con él, era franco y sincero con los que le rodeaban y evitaba las ceremonias y formalidades. Hablaba según fuese el nivel de comprensión de quien le escuchaba y, en ocasiones, hacía chistes llenos de sabiduría y significado. A pesar de sufrir internamente por la incredulidad, la injusticia y las transgresiones que veía, y de sentir ansiedad por el lugar que les correspondería en la Otra Vida, siempre sonreía y se comportaba con afabilidad. Tal y como se dice en Al-Minhay: «Un corazón es como un espejo: la solemnidad excesiva y frecuente puede hacer que se empañe, y la única manera de eliminar ese vaho es hacer bromas placenteras».

En lo que respecta a nuestra relación con Dios Todopoderoso, la expansión significa que se experimentan en nuestras almas, de forma simultánea, el temor y la esperanza. Al ser estados que pertenecen al alma, el temor y la esperanza se encuentran con frecuencia en aquellos que han iniciado su andadura en el camino hacia Dios. La expansión, por otra parte, es un estado de los que tienen conocimiento de Dios y, lo que es aún más importante, es una expresión de la vivacidad del corazón. El estado que se asemeja a la expansión, de aquellos que siguen esforzándose por llegar a este nivel, es una euforia que procede del conocimiento de Dios. Esto puede debilitar su relación con Dios, haciéndoles perder el autocontrol y el dominio de sí mismos.

La expansión aparece cuando el viajero en el camino hacia Dios se libra por completo de las pasiones y los deseos carnales, convirtiéndose en un «espejo» pulido donde se reflejan los Nombres y Atributos Divinos. Esta estación, bien se denomine Estación de la Absorción (en la que el viajero sólo experimenta a Dios y se olvida de lo creado) o bien Estación de la Aniquilación (en la que el viajero se siente absolutamente aniquilado en los brazos del amor extático de Dios y se olvida por completo de sí mismo), es un punto misterioso donde el viajero avanza conforme a las inspiraciones Divinas recibidas y asume «colores» que pasan desapercibidos a todos los demás. A estas personas les resulta imposible ocultar su expansión; y es una insolencia que hablen sobre ello aquellos que no la han alcanzado. Véase la forma tan acertada en la que Rumi describe esta situación:

Si el cortesano de un rey se comporta de manera afectada para llamar la atención del monarca, tú no debes intentar hacer lo mismo puesto que no tienes un documento (que justifique tu forma de actuar). Oh tú que no puedes librarte de las restricciones de esta vida efímera, ¿cómo podrías saber lo que significan (las estaciones de) aniquilación, embriaguez y expansión?

Lo cierto es que los esclavos del cuerpo no pueden darse cuenta de los estados del espíritu. A aquellos que están encarcelados en el cuerpo les resulta imposible ser conscientes de la espiritualidad. Deberíamos, más bien, preguntar a aquellas almas que han sido quemadas y «achicharradas» en el fuego del amor de Dios, acerca de los dolores del corazón que ha sido abierto en canal, y sobre su expansión y contracción.

¡Dios nuestro! Haz que amemos la creencia y sea atractiva para nuestros corazones; y haz que odiemos la incredulidad, la transgresión y la rebeldía; haz que seamos de conducta recta y pensamiento acertado. Y concede paz y bendiciones a nuestro maestro Muhammad, y a sus Compañeros, los rectamente guiados.

Pin It
  • Creado el
Copyright © 2020 El Sitio Web de Fethullah Gülen. Todos los derechos reservados.
fgulen.com es el sitio web oficial del célebre erudito y pensador turco Fethullah Gülen.