La crianza de los niños

El futuro de cada individuo se relaciona estrechamente con las impresiones e influencias que se experimentaron durante la niñez y la juventud. Si los niños y los jóvenes son criados en un clima donde su entusiasmo se estimula con sentimientos más elevados, tendrán mentes vigorosas y desplegarán buenas virtudes y morales.

***

Se le da poca atención e importancia a la enseñanza de valores culturales, aunque son esenciales para la educación. Cuando les demos la importancia que se merecen, habremos logrado un importante objetivo.

***

La mejora de una comunidad es tan solo posible al elevar las generaciones jóvenes al rango de la humanidad, no destruyendo a los que se separaron del camino del bien. Si no hacemos germinar por todo el país semillas de religión, tradición y conciencia histórica, nuevos elementos malignos aparecerán y crecerán en lugar de aquellos que han sido arrancados.

***

La literatura infantil, sea prosa o poesía, debe instruir la resolución de espíritu, la solidez mental y la fortaleza en las esperanzas para que podamos levantar generaciones con fuerte voluntad e ideas sanas.

***

El educador que no ha sido aprendiz de un maestro y no ha recibido una educación sólida es como el ciego que trata de iluminar el camino a los demás con linternas. Las travesuras y el atrevimiento de un niño proceden de la atmósfera en que ha sido criado. Una vida de familia disfuncional se refleja más y más en el espíritu del niño y por lo tanto en la sociedad.

***

En las escuelas, los buenos modales deben considerarse tan importantes como cualquier otra materia. Si no lo son, ¿cómo pueden crecer los niños con un carácter saludable? La educación es diferente de la enseñanza. La mayoría de la gente puede enseñar, pero el número de educadores es severamente limitado.

***

Los buenos modales son plenamente apreciados dondequiera que se encuentren. Los que tienen buenos modales agradan, aunque no sean gente educada. Las comunidades que carecen de cultura y de educación son como individuos rudos, pues en ellas no se puede encontrar ni la lealtad en la amistad ni la consistencia en la enemistad. Los que confían en tal gente siempre acaban desilusionados y los que dependen de ellos siempre quedan tarde o temprano sin apoyo.

***

Aunque es fundamental que las niñas sean criadas para ser delicadas como flores y apacibles y afectuosas educadoras de niños, hay que prestar debida atención en hacer de ellas inflexibles defensoras de la verdad. De otro modo, las habremos transformado en seres pobres e incapaces, en atención a la delicadeza y la apacibilidad. No debemos de olvidar que las leonas aún siguen siendo leones.

***

Nuestra humanidad es directamente proporcional a la pureza de nuestras emociones. Aunque parezcan ser seres humanos aquellos que están llenos de malos sentimientos y cuyas almas están bajo la influencia del egoísmo, es dudoso que lo sean. Casi todos podemos adiestrar nuestros cuerpos, pero son pocos los que pueden instruir sus mentes y sus sentimientos. El primer tipo de entrenamiento produce fuertes cuerpos, mientras que el segundo promueve gente espiritual.

***

La primera escuela para los niños, cuyas almas son tan resplandecientes como los espejos y capturan tan rápido la imagen como las cámaras, es el hogar. Sus primeras educadoras son sus madres. Así pues, es fundamental para la existencia y la estabilidad de una nación que las madres crezcan y se eduquen de tal manera que sean buenas educadoras de sus hijos.

Pin It
  • Creado el
Copyright © 2020 El Sitio Web de Fethullah Gülen. Todos los derechos reservados.
fgulen.com es el sitio web oficial del célebre erudito y pensador turco Fethullah Gülen.