Los niños

Adán y Eva, las primeras personas, fueron creados juntos al comienzo de la existencia humana. Esto indica que el matrimonio es natural. La reproducción es el propósito más importante de este estado natural. Un matrimonio que se ha establecido por razones distintas de engendrar nuevas generaciones no es más que un entretenimiento y una aventura temporal. Los niños que llegan al mundo por medio de semejante matrimonio son los productos desafortunados de una emoción transitoria.

***

La durabilidad de una nación depende de la educación de las generaciones jóvenes, de que ellas se despierten al espíritu y la conciencia nacional y a la conciencia y a la perfección espiritual. Si las naciones no pueden levantar generaciones perfectas, a las cuales se les pueda entregar confiadamente el futuro, éste será ciertamente oscuro. No hay duda alguna de que la principal responsabilidad para crear tales generaciones cae en manos de los padres.

***

Las generaciones humanas van y vienen. Los que han alcanzado altos niveles de logro espiritual merecen ser considerados seres humanos. Los que no han desarrollado sus facultades humanas, debido a un nivel de educación muy pobre, no pueden ser llamados seres humanos. No son más que criaturas extrañas, aunque desciendan de Adán. Y sus padres, para quienes ellos son una carga, tienen la mala fortuna de haberlos engendrado.

***

Cuando se podan los árboles debidamente, producen frutas y su crecimiento mejora. Si no se podan debidamente, se deterioran y quedan atrofiados. Si así funciona, ¿no debería cada ser humano, que posee tantos talentos y habilidades, recibir al menos tanto cuidado como un árbol?

***

Aquellos de ustedes que traen niños a este mundo deben elevarlos a los reinos más allá de los cielos. Así como cuidan de su salud, igualmente deben cuidar sus vidas espirituales. Por el amor de Allah, apiádense de los inocentes desamparados y ayúdenlos. No dejen que desbaraten sus vidas.

***

Si los padres dan aliento a sus niños, para que desarrollen sus habilidades y sean útiles a sí mismos y a sus comunidades, ellos le han dado a la nación un nuevo y fuerte sostén. Si, al contrario, no cultivan los sentimientos humanos de sus hijos, habrán soltado escorpiones dentro de la comunidad.

***

Los padres tienen el derecho de reclamar a sus hijos mientras que los eduquen y los equipen con la virtud. Sin embargo, no pueden hacer tal reclamación si los desatienden. Pero, ¿cómo podríamos definir a esos padres que aleccionan a sus hijos a hacer el mal y a la indecencia y que causan que rompan sus lazos con la humanidad?

Pin It
  • Creado el
Copyright © 2020 El Sitio Web de Fethullah Gülen. Todos los derechos reservados.
fgulen.com es el sitio web oficial del célebre erudito y pensador turco Fethullah Gülen.