¿Por qué el Corán fue revelado durante un período de 23 años?

Antes de que yo conteste esta pregunta, quiero hacer constar que si el Corán hubiera sido revelado de una vez, la gente se preguntaría: "¿Por qué fue enviado de una vez y no por etapas?" La respuesta a tal pregunta está en Allah, El que todo lo sabe, el que Omnisciente. Como somos criaturas limitadas, nuestras decisiones están basadas en un punto de vista muy limitado. El Decreto Divino, por otra parte, contiene todo nuestro bienestar moral y espiritual, la felicidad mundana, el futuro y el presente, y está tejido en un solo modelo que es coherente con la Gracia y la Sabiduría. Así, el beneficio que obtenemos de los mandamientos divinos es incon­mensurable y la bendición que fluye de obedecerlos está fuera de nuestra imaginación. Así es cómo reveló Allah el Corán.

La Revelación comenzó cuando la humanidad estaba llegando a su madurez. La misión del Profeta y de su comunidad era convertirse en los ejemplos más completos, progresivos y dinámicos para la humanidad y alcanzar tal nivel de avance que ellos serían los maestros y guías para toda la gente que vendría después. Pero estos reformadores tuvieron que ser reformados primero. Sus calidades y caracteres habían sido condicionados por el ambiente circundante no islámico –yahilia- en el cual su gente había estado viviendo durante siglos. El Islam debía convertir sus buenas cualidades en cualidades de excelencia sin igual y purgar sus malos hábitos de modo que desaparecieran.

Si el Corán hubiera sido revelado de una sola vez, ¿cómo habrían reaccionado ellos a sus prohibiciones y mandamientos? Seguramente, habrían sido incapaces de entenderlo en su justa medida, por no hablar de aceptarlos y aplicarlos. Como ha sido probado por la Historia, si no hubiera sido revelado gradualmente, no habría tenido éxito: En cualquier parte donde el Islam fue aceptado, se extendió gradual y regularmente y así fue firmemente establecido.

Nosotros vemos a la gente a nuestro alrededor que no puede liberarse de sus malos hábitos y aficiones. Si limitarais a tal gente, incluso si los convencierais de abandonar sus hábitos en su propio beneficio, no serían felices con vuestra presencia. Al contrario, se sentirían enfadados, aburridos e irritados. Se quejarían e intentarían escaparse del programa de reforma, de modo que pudieran volver a sus hábitos cuanto antes. Todos los argumentos y pruebas documentadas de los especialistas y de los expertos no los persuadirían para cambiar. Incluso los que han sido curados de vez en cuando tienen una recaída. En efecto, algunos de los que hacen campañas contra tales hábitos dañinos como consumir alcohol y fumar todavía se vician con ellos.

Recordad que el Corán fue revelado para cambiar no uno o dos hábitos; fue revelado para cambiarlo todo: los modos de vida y muerte, de casamiento, de compra y venta, resolver disputas y cómo establecer la relación de alguien con el Creador, entre otras cosas. Dado el alcance del cambio previsto, podemos empezar a comprender por qué fue revelado el Corán por etapas.

La revelación gradual del Corán preparó a la gente para aceptar y luego vivir las virtudes, los modales excelentes y las aspiraciones nobles que exigía. Esto fue alcanzado en sólo 23 años y es un milagro. Como Said Nursi dijo: "Me pregunto: si los eruditos de hoy fueran a la Península Árabe, ¿podrían lograr en 100 años ni el 1 por ciento de lo que el Profeta logró en 1 año?" Las campañas corrientes para erradicar un vicio extendido como fumar emplean eruditos famosos, individuos, instituciones y la red entera de medios de comunicación, y aún resultan un fracaso total. Después de una campaña contra el consumo del alcohol, si 20 personas lo dejan por año, se considera un gran éxito. Gracias a Allah, lo que el Profeta logró en 23 años sobrepasa lo que toda la humanidad ha logrado alcanzar desde aquel tiempo.

El Corán fue revelado por etapas de modo que su audiencia pudiera entender, interiorizar y aplicar sus prohibiciones, órdenes y reformas. La revelación vino cuando surgió la necesidad de dirección, sin desalentar u oprimir la moral: la advertencia y la condena precedieron a la prohibición, el llamamiento y la exhortación a la orden. Por ejemplo, el alcohol y otras bebidas alcohólicas fueron prohibidos en tres o cuatro etapas, el infanticidio femenino en dos etapas; la unión de las tribus en la guerra para construir una sociedad unida basada en la hermandad y así levantar la conciencia colectiva en varias etapas. Estas reformas difíciles no fueron gestadas o expresadas en lemas sino que fueron conseguidas en la práctica.

Hoy, hacemos proyectos según la experiencia pasada y las posibilidades futuras. Teniendo en cuenta las posibles fluctuaciones sociales y económicas, hacemos nuestros planes lo suficientemente flexibles como para dejar espacio para cualquier modificación necesaria. Justo como un árbol joven, los musulmanes tempranos crecieron lentamente, adaptándose gradualmente a nuevas condiciones y así desarrollándose natural­mente. Cada día nuevas personas entraban en el Islam. Nuevos musul­manes aprendían muchas cosas, aferrándose a la concien­cia islámica, entrenándose para actuar según el Islam y así haciéndose miembros de una sociedad más que individuos separados o clanes mutuamente hostiles. Sus caracteres y personalidades, sus vidas enteras, fueron reformados y ordenados conforme a preceptos islámicos y la dirección coránica.

Tal era la magnitud de su regeneración espiritual, moral, intelectual e incluso física. Esta transformación fue conseguida por una síntesis equilibrada de vida mundana y avance espiritual; y ocurrió gradualmente, despacio pero continua y armoniosamente.

Pin It
  • Creado el
Copyright © 2020 El Sitio Web de Fethullah Gülen. Todos los derechos reservados.
fgulen.com es el sitio web oficial del célebre erudito y pensador turco Fethullah Gülen.